domingo, 15 de octubre de 2017

México-Pueblos Originarios: Wuaut+a-Kuruxi Manuwe y la lucha por la vida...Luis Hernández Navarro

Luis Hernández Navarro



Juego de luces y de sombras, el México oficial, el de los discursos gubernamentales, los boletines de prensa, las leyes y los análisis de los intelectuales mediáticos, ignora y oculta a muchos otros Méxicos. Lejos de los reflectores, en el apagón informativo hacia las serranías y selvas donde viven, los pueblos indios resisten la embestida de ganaderos y mineras contra sus territorios y recursos naturales.

Con el pretexto de otorgar certidumbre jurídica al campo, el 6 de enero de 1992 se publicó en el Dia­ rio Oficial la reforma que dio por finalizado el reparto agrario. De un plumazo fueron suprimidos todos los preceptos que reglamentaban la prohibición del latifundio y la repartición de la tierra, y señalaban las instituciones encargadas del mismo. Sin embargo, a pesar de la determinación oficial de izar la bandera blanca en el campo hace 25 años, la lucha por la tierra sigue. Una cosa es lo que decreta el México oficial y una muy otra la que hacen valer los pueblos con su lucha. Utilizando los pequeños resquicios legales que aún quedan no sólo se oponen al despojo sino que, incluso, en algunas regiones han pasado a la ofensiva para recuperar sus territorios.

Así lo hace, en el norte de Jalisco, la comunidad wixaritari de Wuaut+a-Kuruxi Manuwe (San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños), ubicada en el municipio de Mezquitic. La comunidad está solicitando la restitución de más de 10 mil hectáreas en 45 juicios, más otros 20 que están pendientes de iniciar. Las demandas se tramitan en el Tribunal Agrario número 16 de Guadalajara. Las tierras, sin embargo, están en Nayarit y su ejecución le corresponde al Tribunal Agrario 56 de Tepic.

Evidencia del divorcio existente entre el país oficial y los Méxicos reales es el territorio wixaritari, que, no obstante ser una unidad demográfica, étnica y cultural compacta, se esparce a través de los estados de Jalisco, Nayarit, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Y, a pesar de contar con tierras amparadas en títulos en su favor desde 1718, en plena época colonial, los wixaritari se enfrentan a ganaderos mestizos que adquirieron ilegalmente esos predios a principios del siglo pasado.

Armados de una paciencia ejemplar, las comunidades huicholas han emprendido la recuperación de sus territorios haciendo uso de todos los recursos legales a la mano. A lo largo de los años han tocado, una y otra vez, la puerta de las instituciones gubernamentales para exigir justicia. Han asistido a las más diversas reuniones en Tepic, Guadalajara y Ciudad de México. Y, cansados de esperar, han tomado calles y recuperado, por la vía de los hechos, predios que les pertenecen.

Lejos de encontrar una solución al conflicto, las autoridades gubernamentales les dan largas. Muchas de ellas juegan sus cartas en favor de los pequeños propietarios. Hace un año, para dar cumplimiento a una resolución en su favor, los huicholes ocuparon 182 hectáreas en las cercanías del municipio de Huajmic, y levantaron varias viviendas. Los ganaderos mestizos respondieron metiendo cuatrimotos al terreno y destruyendo las casas. Y, ya encarrerados, el pasado 23 de septiembre, invadieron un predio de 64 hectáreas, que mil 200 indígenas recuperaron viajando a pie unos siete kilómetros a través de la serranía de San Isidro desde sus comunidades en la sierra de Jalisco, haciendo efectiva la segunda ejecución emitida por el Tribunal Unitario Agraria en 2011.

Un día antes, el viernes 23 –narra el periodista Juan Carlos G. Partida en La Jornada– el magistrado del tribunal agrario 56 con sede en Tepic, Nayarit, Aldo Saúl Muñoz López, debió ejecutar la segunda sentencia para entregar ese terreno. Pero, armados con pistolas escuadra, los ganaderos bloquearon los caminos y le impidieron llegar a Piedra Bola, donde están las hectáreas a entregar.

En una evidente omisión de la autoridad, a pesar de que las amenazas de los ganaderos eran públicas, ni el gobierno nayarita ni el federal enviaron patrullas o personal del Ejército para resguardar la seguridad y ejecutar la diligencia. Carlos González, el abogado de los indígenas, solicitó, en el acta que se levantó dentro del expediente de la ejecución y su suspensión por el bloqueo, que se finquen responsabilidades administrativas y penales contra el gobernador de Nayarit, el secretario general de Gobierno, el fiscal general y el director de seguridad pública de La Yesca.

Ante la fallida ejecución, el Tribunal Agrario de Tepic ordenó de nuevo hacer valer la sentencia a las 10 horas del próximo 20 de octubre. Decididos a no dejarse burlar, los wixaritari se encuentran en asamblea permanente. El clima de tensión existente en la zona y el peligro de violencia aconsejarían que, en esta ocasión, las autoridades efectivamente tomaran cartas en el asunto, ofrezcan garantías de seguridad y ejecuten la sentencia.

La lucha de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños en defensa de sus tierras y territorios es, apenas, una cuenta más del enorme collar de resistencias comunitarias contra el despojo. Aunque en muchos casos son invisibles, en todo el país, miles de comunidades, organizaciones y movimientos se han embarcado en el combate por la vida.

Para hacer evidente la falsedad del México oficial e iluminar las luchas de resistencia de lo que Guillermo Bonfil bautizó México profundo, el Congreso Indígena de Gobierno anunció el pasado sábado al Instituto Nacional Electoral, la intención de que su vocera, la indígena nahua María de Jesús Patricio, sea su candidata a la Presidencia de la República. Al hacerlo, no sólo sacarán de la oscuridad luchas como la de la comunidad Wuaut+a-Kuruxi Manuwe, sino, también, buscarán mostrar cómo, junto a muchos otros mexicanos, se proponen, en un país dominado por la muerte, luchar por la vida.

Twitter: @lhan55

vía:
http://www.jornada.unam.mx/2017/10/10/opinion/017a2pol

Costa Rica: La lucha por las semillas...por Anacristina Rossi

"En estos momentos haber aprobado UPOV91 es gravísimo porque ya no estamos hablando de semillas 'híbridas' o 'mejoradas' sino de semillas transgénicas, que doquiera que se siembren van colonizando todo a su alrededor. Y no es solamente el problema de que las compañías dueñas de dichas semillas obligan a los agricultores, contaminados contra su voluntad, a pagar enormes sumas. Es también que, como lo han demostrado científicos como Seralini, los alimentos transgénicos nos enferman."
Foto: Gabriela Calderón
Las semillas son un pilar irremplazable de la producción de alimentos. Desde hace milenios los pueblos han guardado e intercambiado semillas. Así se han creado cientos de cultivos que por este intercambio se han ido adaptando a otros climas y topografías. Gracias a ello hemos tenido una dieta variada y las comunidades han tenido autonomía alimentaria. Sin embargo, desde la Revolución Verde las grandes empresas han arremetido contra esa autonomía, y como no les ha funcionado tan bien como hubiesen querido ahora tratan de tomar el control alimentario con medidas legales a escala mundial. La base de estas leyes fue el acuerdo UPOV y ahora UPOV91, que permite apropiarse de la vida mediante patentes o derechos de obtentor. Al día de hoy y gracias a UPOV91 se pueden patentar microorganismos, genes, células, plantas, semillas y animales.
Las comunidades han luchado contra UPOV91, pero este acuerdo ha terminado imponiéndose en muchísimas partes gracias a los Tratados de Libre Comercio.
En estos momentos haber aprobado UPOV91 es gravísimo porque ya no estamos hablando de semillas “híbridas” o “mejoradas” sino de semillas transgénicas, que doquiera que se siembren van colonizando todo a su alrededor. Y no es solamente el problema de que las compañías dueñas de dichas semillas obligan a los agricultores, contaminados contra su voluntad, a pagar enormes sumas. Es también que, como lo han demostrado científicos como Seralini, los alimentos transgénicos nos enferman.
Me detendré en este asunto de la fabricación de los alimentos transgénicos porque las compañías que los fabrican están logrando imponerlos a través de la FAO y su “agricultura climáticamente inteligente”.
Lo cierto es que en los últimos 20 años los transgénicos no han cumplido sus promesas de: a) producir más para alimentar al mundo: en efecto, está comprobado que la agricultura convencional es mucho más eficiente que la agricultura de transgénicos; b) eliminar los agroquímicos: más bien ha sido todo lo contrario, como lo atestiguan los “pueblos fumigados” en la Argentina, víctimas del glifosato para la soya transgénica; c) la promesa de poder coexistir con otros cultivos: en efecto, lo que se ha observado por ejemplo en los EEUU y la India es que los cultivos transgénicos invaden y colonizan su entorno; d) la promesa de que son inocuos para el ambiente y la salud.
Por eso me parece importante analizar, así sea en la forma breve y esquemática que permite un artículo, y utilizando la información del libro de Steve Drucker : Altered Genes, Twisted Truth (Clear River Press, Salt Lake City, 2015), cómo es que se produce un transgénico.
Como todos los científicos lo saben, las leyes biológicas defienden a los organismos vivientes de las invasiones de otros organismos. Por eso para introducir genes foráneos hay que hacerlo utilizando patógenos, que son los que tienen la capacidad de invadir con éxito los organismos vivientes. Estos patógenos son bacterias y virus. Por eso para fabricar transgénicos se utilizan patógenos.
Las bacterias se transfieren genes entre ellas utilizando plásmidos. Los plásmidos son moléculas circulares de ADN que no son parte del cromosoma. Entonces los fabricantes de transgénicos proceden así: primero usan enzimas bacterianas para cortar, de esa mezcla de hebras que es el ADN, el gen foráneo que quieren empalmar en una planta o animal pero que primero deben introducir en una bacteria. Una vez el gen aislado, se corta el plásmido y allí se introduce el gen cortado y aislado. Sin embargo, la bacteria no es tonta, sabe que al recibir ese plásmido está recibiendo un gen foráneo y se resiste, no lo acepta. Entonces hay que debilitarla con electrochoque o con choque térmico. Pero como solo una pequeña cantidad de las bacterias, aun debilitadas, aceptará los plásmidos, pues hay que marcarlos, introduciendo un gen que confiere resistencia a un antibiótico. La prueba para saber cuáles bacterias han aceptado el plásmido con los genes foráneo será entonces la siguiente: se inunda a las bacterias con el antibiótico y las que no se mueren es porque sí aceptaron el plásmido.
Como si esto no fuera suficientemente violento para la biología de los organismos vivos, hay que resolver otros problemas. El primero es que en los genes de plantas y animales hay regiones que no se expresan. Esas regiones se llaman intrones. Los intrones impiden que los genes insertados en la bacteria mediante el plásmido se expresen. Entonces hay que quitar esos intrones, para que el gen insertado se pueda expresar en la bacteria. También hay que quitar aquellos codones (series de 3 bases: adenina, timina, citosina o guanina) que a la bacteria no le gustan. ¿Se dan cuenta de la cantidad de modificaciones que hay que hacerle a una bacteria para que acepte un gen foráneo? Y son modificaciones que la biología de los organismos vivos rechaza a muerte.
Pero apenas estamos empezando. Resulta que además en los genes de plantas y animales hay promotores, que son los que encienden y apagan la expresión de una proteína para proteger el organismo. Y es que cuando un gen foráneo se inserta en una especie, los promotores inactivan ese gen foráneo. Entonces, para poder insertar un gen, hay que quitar el promotor natural e insertar un promotor patógeno. Generalmente se trata del promotor viral 35S, que enloquece a la bacteria y la pone a replicarse sin parar.
Así vemos que lo que se inserta en una planta no es “un gen”, sino una bacteria con un “casette” (así lo llaman los científicos) que tiene el gen que se quiere insertar pero también otro resistente a antibióticos; además el gen que se quiere insertar va sin intrones, con un terminador de secuencia que no es el suyo, sin los codones que a la bacteria le disgustan y con un promotor viral que enloquece a la bacteria en cuestión. Y todo esto va metido en un plásmido que fue abierto con una enzima y luego cerrado a la fuerza con ligasa para que la herida sane.
¿Se dan cuenta entonces de que crear un alimento transgénico no es solamente un asunto de insertarle a un cultivo un gen sino de insertarle una bacteria con un “casette” que las leyes biológicas rechazan violentamente?
Y a pesar de todos esos esfuerzos, el maíz y la soya (los dos cultivos transgénicos actualmente más abundantes) no se dejaban transgenizar.
El caso de la soya es muy curioso. Si bien los fabricantes de transgénicos lograban infectar con la bacteria y su “casette” algunas de sus células, era imposible distinguir las células infectadas de las no infectadas pues cuando se introducía el antibiótico que debía distinguirlas, todas las células morían en lo que se llamó un “colapso colaborativo”.
El maíz presentó una resistencia todavía más fuerte a la introducción de genes foráneos. Entonces los fabricantes de transgénicos recurrieron a lo siguiente: dispararle al maíz con una pistola de genes (en realidad es una pistola de bacterias con el “casette”). Muchísimas células eran destruidas pero el gen foráneo lograba entrar en el genoma de una pequeña parte de las células sobrevivientes (“una sobreviviente por un millón de muertas”, dijo un científico de Monsanto según Drucker (p. 111 Altered Genes, Twisted Truths)). Más adelante las balas fueron remplazadas por una ráfaga de aire.
Luego de tan rotundo “éxito” (mis comillas) con el maíz, los científicos siguieron con la soya. Encontraron un tipo de célula de soya menos susceptible al “colapso colaborativo” y utilizando las ráfagas de aire lograron crear la soya transgénica.
Ahora, estimados lectores, ¿se dan cuenta de la violencia que hay que hacerle a las leyes biológicas para crear cultivos transgénicos? ¿Cómo no nos vamos a enfermar comiendo esa violencia?
Y como dijimos al principio, la puerta que los países le abrieron a esa violencia se llama UPOV91 a través de los Tratados de Libre Comercio.
Contra eso está luchando México en los tribunales. México y Centroamérica, tierras de cientos de variedades de maíz que se podrán ver arrasadas por el maíz transgénico.
Que México gane en los tribunales es nuestra esperanza. Y hay otra esperanza: la “Declaración de Ivapuruvu 2013” en Paraguay, donde las comunidades indígenas y campesinas acordaron seguir oponiéndose a UPOV91 y a la prohibición de conservar e intercambiar semillas. Dice: “Las semillas no pueden ser libres en abstracto: sólo circulan si los pueblos son libres para cuidarlas”.
3 de octubre, 2017
Artículo escrito por Anacristina Rossi, costarricense, novelista, ensayista y profesora universitaria, basándose en el capítulo 3 del libro El gran robo del clima (GRAIN, 2016) y en el libro de Steve Drucker Altered Genes, Twisted Truth (Clear River Press, Salt Lake City 2015)
Fuente: Revista Agroecóloga

vía:http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Costa_Rica_La_lucha_por_las_semillas 

Indignado: El Che. Otras historias... Jorge Mansilla Torres*

Jorge Mansilla Torres*



Como muerto en combate iba a pasar el Che a la historia de las mentiras, si el periodista Albert Brun, de la Agencia France Press, no hubiese visto al médico José Martínez Caso caminando por el patio del hospital y al ratito enterarse de que al guerrillero lo habían matado apenas unas horas antes con una ráfaga de metralleta disparada desde corta distancia. El galeno le mostró el informe forense por él elaborado.

El periodista fotografió ese documento y regresó a la lavandería del hospital de Vallegrande, donde el general Joaquín Zenteno Anaya, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, seguía declarando ante la prensa que el guerrillero no quiso rendirse en el combate de ayer en la quebrada del Churo.

Aquella versión oficial duró dos días, porque el 11 de octubre por la noche supo el mundo que el Che había sido asesinado a mansalva en la escuela de La Higuera el lunes 9 de octubre de 1967. La noticia fue publicada por la AFP con la firma de Brun, el corresponsal franco-argelino enviado a Bolivia.

Se hilaron los hechos. Ernesto Guevara fue hecho prisionero el sábado 8 hacia el mediodía; herido de bala en un pie y, junto a otros tres combatientes, fue llevado hasta La Higuera. Su captor, el capitán ranger Gary Prado Salmón, que allí se enteró de que se trataba del célebre jefe guerrillero, lo llevó caminando hasta el poblado y ordenó encerrarlo en un aula de la escuela lugareña.

Esa misma noche, el Che fue atacado a puñetazos por el cubano Félix Rodríguez, un agente de la CIA. Inerme y maniatado, el guerrillero le escupió en la cara y aquél se le fue encima con furia. El oficial boliviano Eduardo Huerta Lorenzetti, encargado de vigilar al prisionero, los separó con energía y en el forcejeo el cubano fue derribado. ¡Indio de mierda, ya vas a saber quién soy yo!, le gritó Rodríguez al levantarse del suelo.

A las 6 horas del día 9 entró al aula la profesora Julia Cortez, amiga del teniente Panozo, para insultar al Che por terrorista invasor, pero nada pudo decirle porque ese hombre me habló con mucho respeto de los maestros que enseñamos en estos lugares abandonados y hasta me corrigió una falta de ortografía de un escrito que dejé el día anterior en el pizarrón.

A las 10:45 llegaron hasta el prisionero Ninfa Arteaga y Élida Hidalgo, esposa e hija del telegrafista de La Higuera, llevándole una sopa de maní (un preparado de cacahuates) que siempre invitamos a los forasteros. La profesora Élida, que había tramitado el permiso militar para esa visita, se quedó de guardia en la puerta mientras su mamá daba de comer al prisionero; sin consulta con nadie le desamarré sus manos para que agarre la cuchara, explicaba la señora.

La orden de asesinar al Che provino de Washington y fue retransmitida desde La Paz a La Higuera por el presidente Barrientos Ortuño. Los jefes militares escogieron al sargento Mario Terán para ejecutar esa instrucción; el oficial, se dice, se bebió media botella de singani, un licor de uva, para darse valor. Cuando, tambaleante, ingreso al aula, el prisionero lo miró fijamente y le dijo: Ponte sereno, cobarde, porque vas a matar a un hombre.

Eran las 13:40 cuando Terán Salazar accionó su metralleta M2 y disparó una ráfaga, se dice, de ocho tiros contra el cuerpo del Che que seguía maniatado. El combatiente murió en el acto.

Cumplida la orden imperial, el cadáver fue trasladado hasta Vallegrande, en una camilla de cuerdas que se ató a un patín del fuselaje de un pequeño helicóptero militar; en el breve viaje, el viento de la serranía abrió los ojos del Che y abiertos quedaron en su cuerpo expuesto sobre un poyo del Hospital Señor de Malta de Vallegrande.

Serían las cuatro de la tarde, cuando Graciela Rodríguez, lavandera del nosocomio, en actitud espontánea limpió con un trapo húmedo el polvo del pecho y los pies del guerrillero. A las 17:15, la enfermera Susana Osinaga le acicaló pelos y barba con unas tijeras de cirugía; dos días después, al ver el rostro del guerrillero en la foto tomada por Johnny Alborta dijo la doña que se estremeció al ver que la cara de aquel hombre se parecía a la de Cristo.

De esas cinco mujeres bolivianas que, sin militancia política ni consigna de nadie, se acercaron al Comandante en la hora de su infortunio, dos están con vida. La enfermera Osinaga reside en Vallegrande, en una casa frente al hotel México lindo y querido.

Estas historias fueron pergeñadas con datos aportados por los cronistas cubanos Adys Cupull y Froilán González y con escritos de periodistas e investigadores y testimonios de algunos sobrevivientes.

Después de ese muy movido octubre vallegrandino ocurrieron otros hechos que ninguna historia registra. Por ejemplo, un mediodía de enero de 1968, el médico Martínez Caso fue acribillado a tiros en un barrio comercial de La Paz. Su hermano Luis El Pollo Martínez, codirector del vespertino paceño Jornada, solía contarnos que, según testigos oculares, los pistoleros fueron dos jóvenes murukullus (bolivianismo por corte a ras de pelo) que huyeron calle Illampu abajo. Al parecer, aquel forense que habló con Mur no fue avisado por los militares de la versión de que el Che había muerto en combate.

El 9 de octubre de 1969, murió el ex oficial Eduardo Huerta presuntamente en un accidente vehicular al chocar su automóvil con un camión en la carretera de La Paz a Oruro. No hubo informe oficial al respecto, pero el cuerpo de Huerta tenía lesiones en el cuello. En ese entonces, era público que el joven sucrense solía decir hasta niveles de jactancia que él habló con el Che casi toda la noche y que el guerrillero le explicó las causas de su lucha, razón por la que él lo admiraba y quería como a un hermano mayor.

Relatos de periodistas y políticos de la época atribuían al ministro bancerista Arce Carpio, El Cubo, decir que quien podría saber algo de ese accidente era el capitán Andrés Sélich, amigo y confidente del Gato Rodríguez en su estadía en La Paz.

Si el periodismo es la historia de lo inmediato, muchos periodistas no hicimos esa tarea en los años setenta porque las dictaduras cortaron los hilos conectivos, fraguaron todo intento de investigación, aparte de que la cerrazón de los mandos militares fue a piedra y lodo, máxime con los reporteros marcados como enlaces urbanos de la guerrilla y fueron relegados a clandestinidad y destierro, como fue mi caso.

Ahí están, sin embargo, los hechos y lo que muchos sobrevivientes podrían revelar incluso en episodios más dramáticos y sangrientos, como los ajustes de cuentas entre represores y afines al histórico suceso que fue la presencia del Che en Bolivia hace medio siglo.

*Periodista y escritor boliviano

vía:http://www.jornada.unam.mx/2017/10/12/opinion/018a1pol

Perú: Es hora de ver a los ojos a las víctimas ...Por Félix Reátegui*

Víctimas se encuentran excluidas del debate sobre si debe o no ser indultado Alberto Fujimori. Asimismo, hay una ausencia de reflexión sobre los crímenes que serían perdonados, anota Féliz Reátegui en el siguiente artículo.
Por Félix Reátegui*
Idehpucp, 11 de octubre, 2017.- Se habla en estos días sobre la inminencia de un indulto a Alberto Fujimori. No está claro, en realidad, si las seguridades que se dan al respecto tienen como base una información veraz o si son elementos de una estrategia: generar la atmósfera de un hecho cumplido.
En cualquiera de los dos casos, es estridente la ausencia de toda reflexión sobre los crímenes que serían perdonados y sobre la conducta del convicto respecto de sus actos. Esa ausencia ejemplifica y echa una luz muy sombría sobre la calidad del debate público en el Perú de hoy.
Lo que aquí se pretende hacer pasar por demanda de reconciliación es simplemente la voluntad de sabotaje de un grupo político si es que no se tuercen las leyes en su favor.
Hay que notar que en esta discusión sobre si es admisible un indulto a Alberto Fujimori las víctimas se encuentran completamente excluidas. Se ha informado que las víctimas han solicitado ya, en anteriores ocasiones, una audiencia al presidente de la República. No han sido recibidas ni han obtenido respuesta. Ese solo hecho deslegitima todo argumento que intente vincular la impunidad para Fujimori con una presunta reconciliación del país.
Si es que la reconciliación fuera un problema pendiente en el Perú –cosa que en sí misma es discutible—ella no tendría por qué depender de la condonación de crímenes graves ni de masivos desfalcos al país.
Esas transacciones con la justicia han sido presentadas como necesidades de la reconciliación en ciertos países en guerra donde la paz es inalcanzable sin una medida de impunidad.
No es el caso del Perú. Lo que aquí se pretende hacer pasar por demanda de reconciliación es simplemente la voluntad de sabotaje de un grupo político si es que no se tuercen las leyes en su favor.
Los partidarios de la impunidad para Alberto Fujimori gustan de recordar el origen monárquico del derecho de gracia: el presidente de la República, heredero de esa atribución, tendría la potestad de otorgar perdones sin expresión de causa. Esa es una falacia ahistórica.
Lo cierto es que vivimos en una República y que el derecho de indulto, si bien tiene ese origen, se encuentra limitado y regulado, y que los crímenes de la gravedad de los de Fujimori solo son pasibles de perdón presidencial en circunstancias muy particulares.
Otorgar este indulto de manera arbitraria es una burla a las víctimas.
Esas circunstancias son las de enfermedad grave y terminal. Por ello se habla de un indulto humanitario. Pero, en ese caso, se requiere de una demostración fehaciente de que la situación de gravedad existe. Otorgar este indulto de manera arbitraria es una burla a las víctimas.
El problema, desde luego, no es solamente legal. Nos hemos acostumbrado a reducir el ejercicio de la política a las fronteras de lo legal. Pero la política es mucho más que eso: está organizada sobre la base de compromisos, de credibilidad, de un sistema de honor y de convicciones y principios democráticos. Todo ello fija el estándar de legitimidad de los actos de un gobernante.
Y no se puede olvidar que el actual presidente pidió el voto de los peruanos comprometiéndose a no dar un indulto al responsable de tan graves crímenes. Durante toda su campaña presidencial el presidente Kuczynski dijo que estaría dispuesto a firmar una ley que franqueara el camino a la detención domiciliaria, pero no a firmar un indulto.
Si ahora lo hiciera cuando no se cumplen los requisitos básicos para ello estaría, en primer lugar, dejando vacía su legitimidad; en segundo lugar, estaría dando una penosa lección de desprecio de la ley desde la más alta posición de autoridad del Estado; y en tercer lugar estaría reeditando el viejo libreto del poder en el Perú que creíamos haber dejado atrás: ese poder que siempre es flexible con los perpetradores cuando son poderosos, pero que no se digna, o no se atreve, a mirar a los ojos a sus víctimas.
---
* Félix Reátegui es sociólogo y asesor del Idehpucp.
----
Fuente: Publicado originalmente el 10 de octubre de 2017 por el Idehpucp:  https://goo.gl/NyRnDq
 
vía:
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/10/10/2017/sobre-el-indulto-hora-de-ver-los-ojos-las-victimas

España-Cataluña: Cataluña y la balcanización de Europa...Germán Gorraiz López ....asistiremos a una progresiva disolución de la actual UE como ente político, momento que será aprovechado por las actuales naciones sub-estatales europeas (Escocia, Flandes, Bretaña, Alsacia, Córcega, Cataluña, País Vasco, Galicia, Padania,Tirol del Sur, Irlanda del Norte, Cornualles e Isla de Man) para conseguir la desconexión y provocar la aparición de un nuevo mapa geopolítico europeo en el horizonte del 2.025, con lo que se habría conseguido el objetivo de EEUU de balcanizar Europa para convertir a la Vieja Europa en un mero vasallo.

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa
El Brexit y el triunfo de Trump escenificaron el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial a la vieja Europa. Así, Europa estaría sufriendo una aguda crisis identitaria agravada por el triunfo del Brexit y por el “proceso de balcanización europeo” diseñado por EEUU para mediante selectivos atentados terroristas, la crisis de los refugiados y el despertar del anhelo independentista de las Naciones europeas sin Estado, provocar la aparición de fuerzas centrífugas que aceleren la desmembración de la actual Unión Europea y que tendría como paradigma la declaración unilateral de Independencia de Cataluña.
Salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (Brexit)
En el Reino Unido convergían una mayor exposición a los activos tóxicos (hipotecas subprime), a los activos inmobiliarios y una libra revalorizada que había estancado sus exportaciones, por lo que el Banco de Inglaterra se vio obligado a realizar sucesivas bajadas de tipos de interés, implementar medidas cuantitativas (Quantitative Easing) para incrementar la base monetaria y depreciar repetidamente su moneda para estimular sus exportaciones . Sin embargo, tras retornar al poder los conservadores liderados por David Cameron y fieles a su política euroescéptica (nula voluntad británica de embarcarse en un proyecto en decadencia en el que la soberanía británica estaría supeditada a los mandatos de Bruselas), incluyeron en su programa electoral del 2.015 la convocatoria de un referéndum sobre la salida de la UE para el 2016, con lo que Cameron tranquilizó a las bases más radicales de su partido al tiempo que arrebató la bandera al partido en alza de los euro-escépticos( UKIP) en la creencia de un cómodo triunfo y de la continuación de Reino Unido en la Unión Europea en condiciones similares a Suiza. Sin embargo, la irrupción de fuerzas centrífugas lideradas por el ex-alcalde de Londres, Boris Johnson consiguió la victoria inesperada de los partidarios del Brexit que consideran que el Reino Unido no necesita de Europa ya que podría convertirse en la Singapur de Occidente desde su atalaya financiera de la City londinense al tiempo que metrópolis del comercio de Ultramar al pilotar la nave capitana de una renacida Commonwealt, siguiendo la filosofía de Winston Churchill : “Estamos en Europa, pero no en ella”, con lo que tras el triunfo del Brexit, podríamos asistir al renacimiento de la Commonwealt y a un nuevo conflicto de las Malvinas.
El khaos griego
Peter Morici, economista y profesor de la Universidad de Maryland, dijo en la cadena Fox News que “ la necesidad de una unión fiscal en la zona euro y de que el BCE adopte un papel similar al llevado a cabo por la Reserva Federal de EEUU, no llegarán a tiempo para salvar a los países periféricos y consideró la posibilidad de que “dichos países abandonen el euro para poder así imprimir su propio dinero y resolver sus problemas como lo hizo Estados Unidos a raíz de la crisis financiera”. En el caso griego, la troika que comprenden la UE, el FMI y el BCE llevan tiempo presionando a Grecia con un riguroso programa de privatizaciones debido a su desorbitante Deuda Pública y ha obligado a implementar reformas estructurales y fiscales para modernizar la Administración pública y la sanidad, mejorar el mercado laboral y adaptar la presión fiscal a las circunstancias (rebajar el IVA situado en la actualidad en el 23%,) se han traducido en subidas de impuestos, reducción de funcionarios, supresión de organismos públicos, recortes de salarios y pensiones de jubilación, flexibilidad en el mercado laboral y brutal pérdida de puestos de trabajo (más de un millón desde el inicio de la crisis). Además, se estima que la deuda pública del país heleno ascenderá hasta el 200 % del producto interior bruto (PIB) en el 2017, existiendo el temor de que podría pasar del default (incumplir sus pagos) a la salida de la Eurozona (medida drástica que contaría con las bendiciones de su principal acreedor, Alemania) , por lo que “cada vez más empresas europeas y estadounidenses se preparan para lo que antes era impensable”, según The New York Times.
¿Finiquito a la actual Unión Europea?
La hipotética exclusión de Grecia de la Eurozona supondría el finiquito de la Eurozona pues el resto de países periféricos (Portugal, España, Irlanda, Malta y Chipre), seguirá inexorablemente el movimiento centrífugo de Grecia y deberán retornar a sus monedas nacionales, sufrir la subsiguiente depreciación de las mismas y la regresión a niveles de renta propias de la década de los 70 , con el consiguiente efecto demoledor en los mercados bursátiles. Así, asistiremos a la reconversión de la actual Eurozona en la Europa de los Siete ( Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, Italia, Luxemburgo y Austria), quedando el resto de países europeos periféricos (Portugal, España, Irlanda, Grecia, Eslovenia, Malta y Chipre), gravitando en sus anillos orbitales y viéndose obligados a retornar a sus monedas nacionales , sufrir la subsiguiente depreciación de las mismas, regresión a niveles de renta propias de la década de los 70 e inicio del éxodo al medio rural de una población urbana afectada por la asfixia económica, embargo de viviendas e ingreso en las listas del paro, con la consiguiente revitalización de extensas zonas rurales y rejuvenecimiento de su población.
Además, el retroceso de las exportaciones debido la contracción del consumo interno de la UE por la recesión económica, ( los intercambios comerciales entre los Estados miembros de la UE alcanzan el 60% del volumen total de su comercio ) y las sucesivas devaluaciones de las divisas de China y países emergentes encarece los productos europeos y reduce su competitividad frente a los países del resto del mundo,(con especial incidencia en países tradicionalmente exportadores como Finlandia) lo que podría provocar que dicho país abandone la Eurozona y proceda a la constitución de una Federación Escandinava (integrada por Noruega, Finlandia,Letonia, Estonia y Lituania) que pivotaría en la ambivalencia comercial ruso-europea.
El resto de países del centro y este de Europa, (integrantes de la llamada Europa emergente), sufrirán con especial crudeza los efectos de la tormenta económica al no contar con el paraguas protector del euro y se verán obligados a depreciar sucesivamente sus monedas , aumentar espectacularmente su Deudas externa y sufrir alarmantes problemas de liquidez y asimismo, deberán retornar a economías autárquicas tras sufrir masivas migraciones interiores, al descartar la CE la modificación de las reglas para la adopción del euro en la Unión Europea y así poder acelerar la adhesión de los Estados miembros del centro y este de Europa y deberán proceder a la reapertura de abandonadas minas de carbón y obsoletas centrales nucleares para sacudirse la rusodependencia energética.
¿Hacia la total balcanización de Europa?
Las fuerzas centrífugas presentes en el escenario europeo habrían provocado el auge de movimientos independentistas del que Escocia sería paradigma de dicho movimiento y alumno aventajado tras el referéndum celebrado para decidir sobre la permanencia o no de dicha nación en Gran Bretaña. El profesor James Mitchell, responsable de la escuela de Gobierno y Política Pública de la Universidad de Strathclyde (Glasgow, Escocia), explica que las razones de un pueblo para querer su independencia “radican en el fracaso de sus respectivos Estados, pues las naciones subestatales se sienten ninguneadas”.pero según la actual doctrina imperante en Bruselas, “un Estado resultante de un movimiento secesionista perdería su condición de miembro de pleno derecho de la zona euro y habría de comenzar el proceso de readmisión”, lo que en la práctica imposibilita la secesión. Sin embargo, tras el Brexit , asistiremos a una progresiva disolución de la actual UE como ente político, momento que será aprovechado por las actuales naciones sub-estatales europeas (Escocia, Flandes, Bretaña, Alsacia, Córcega, Cataluña, País Vasco, Galicia, Padania,Tirol del Sur, Irlanda del Norte, Cornualles e Isla de Man) para conseguir la desconexión y provocar la aparición de un nuevo mapa geopolítico europeo en el horizonte del 2.025, con lo que se habría conseguido el objetivo de EEUU de balcanizar Europa para convertir a la Vieja Europa en un mero vasallo.


vía:https://www.attac.es/2017/10/09/cataluna-y-la-balcanizacion-de-europa/

Chile: Violenta represión sufre marcha por la Resistencia Indígena en Santiago... Andrés Figueroa Cornejo



Este año el gobierno determinó que el día del inicio de la invasión colonialista en contra del que luego sería el continente latinoamericano, no se conmemore el 12 de octubre sino que el lunes 9, tres días antes que en la realidad histórica. En consecuencia, el lunes 9 fue declarado feriado o asueto y el 12 será un día cualquiera.
Sin embargo, y volviéndose una sola manifestación a propósito del medio siglo desde el asesinato de Ernesto Che Guevara en Bolivia, el 9 de octubre diversas agrupaciones mapuche y no mapuche, solidarias con la causa de los pueblos indígenas, convocaron a una marcha por la arteria principal de la metrópolis chilena que logró reunir a alrededor de 10 mil personas.
Las razones de la protesta que arrancó al mediodía en el ombligo de Santiago, la Plaza Italia, de acuerdo a los propios convocantes, están en que “La represión desatada del Estado chileno sigue articulando montajes en contra de nuestras dignas Comunidades en Resistencia y contra nuestros Presos Políticos Mapuche. Hoy son más de treinta los hermanos y hermanas que enfrentan la persecución judicial tras las rejas (…) Los gobiernos de Chile y Argentina se articulan para frenar las justas reivindicaciones mapuche y nuestra histórica lucha como un solo pueblo a ambos lados de la cordillera. La mafia estatal se coordina con sus diversas instituciones para proteger las inversiones de latifundistas, empresas forestales y otras multinacionales capitalistas que explotan y depredan nuestro territorio y recursos naturales, afectando la armonía con la mapuñuke y también el futuro y derecho de nuestros hijos a crecer en nuestro Wallmapuche. La ley “antiterrorista” heredada de la dictadura de Pinochet y perfeccionada por la Concertación y Nueva mayoría sólo persigue a opositores, luchadores sociales y principalmente a Comuneros Mapuche”.
La represión
Como es costumbre en la dictadura capitalista chilena, la masiva marcha por la resistencia mapuche y de otros pueblos originarios, fue violentamente reprimida con carros lanza-aguas cuya composición contiene químicos que queman la piel y las vías respiratorias; lacrimógenas antimotines igualmente dañinas; detenciones por doquier y palizas de las Fueras Especiales de Carabineros. Al cierre de esta nota, aún se desconocía el número de personas apresadas. Lo cierto es que en su enorme mayoría se trata de jóvenes.
Si la marcha partió hacia el sector poniente de la ciudad, siempre por la Alameda, de manera compacta y pacífica, la represión policial se encargó de ir fracturando y disolviendo la protesta durante su trayectoria. La violencia uniformada impidió que se realizará el acto central de los organizadores en el bandejón de la Alameda a la altura de la estación República del metro subterráneo.
Tras la opresión
Las causas profundas del despojo territorial, el extractivismo o acumulación originaria incesante, el racismo, la expoliación y sobre explotación, entre otras maldiciones, provienen de las relaciones sociales capitalistas. Chile, históricamente, ha sido gobernado por una oligarquía dependiente de los Estados centrales del capital. Al colonialismo español, le siguió el inglés y luego el estadounidense. En las últimas décadas, el capital chino también juega un papel cada vez más relevante, posible de testear en la balanza de pagos. Mucho después viene la Unión Europea. El entramado entre los grandes grupos económicos nativos con las grandes corporaciones transnacionales y sus Estados han convertido a Chile, salvo breves períodos (como el de la Unidad Popular de Allende), en una simple y subordinada economía primario extractivista y exportadora. Las mercancías de mayor valor agregado, como las tecnologías, siempre han sido importadas, incluso como capital constante para la precaria y casi inexistente industria productiva local. De hecho, la pobre industria productiva está asociada a la exportación de las mercancías salidas directamente del extractivismo (agro, minería, pesca, entre otras), cuyos precios y movimiento están determinados por la especulación de los denominados mercados internacionales, u oligopolios planetarios.
Ocurre que la resistencia de los pueblos indígenas y del Mapuche, en particular, está ligada a una cosmogonía y desenvolvimiento que se contradice inmediatamente con la ideología de la modernidad y del liberalismo. La ficción del progreso infinito y el fetiche de la ganancia chocan con las relaciones de vida indígenas fundadas en un vínculo armonioso con la naturaleza, no destructivo. De allí la represión estatal ante las distintas formas de resistencia y lucha mapuche y de otras comunidades originarias. La acumulación capitalista de los Estados corporativos y empresariales que ordenan contradictoriamente la competencia y guerras intercapitalistas globales, no puede tolerar ni la menor insumisión ante el saqueo de las materias primas que demandan sus propios complejos productivos.
La resistencia mapuche no hace más que colocar al desnudo la crisis civilizatoria de la reproducción capitalista, su ideología o falsa conciencia. Ese combate que se inició hace más de 500 años, en la actualidad obstruye el movimiento interno del capital. Una vez más, los grandes ausentes son las y los trabajadores y sus fuerzas sociales aliadas en la guerra social entre opresores y oprimidos. La conquista de la independencia y la libertad de los pueblos indígenas en resistencia, supone la independencia de los grupos sociales subalternos chilenos, esto es, del conjunto de las opresiones. El Estado capitalista chileno tiene una dentadura implacable, y ningún grupo social por sí solo podrá echarlo abajo solitariamente.
Ya sería una gran cosa que las y los chilenos que sobreviven de la venta de su fuerza de trabajo, al menos comenzaran a luchar por el aumento del salario, como línea condensada del conjunto de derechos sociales inexistentes y por alcanzar. Y que las múltiples iniciativas de organización popular cuyo horizonte de sentido es definida como anticapitalista y socialista radical, organizaran puntos de confluencia concretos, mientras, a la vez y en la práctica, crearan las estrategias urgentes en contra de la alienación y el disciplinamiento social, enemigo principal de la llamada “toma de conciencia” de la inmensa mayoría oprimida.
Frente a la lucha por la superación de las relaciones capitalistas, las y los chilenos tienen un ejemplo precioso en la resistencia e incluso en aspectos sustantivos del proyecto de sociedad que subyace en las batallas históricas que hoy mismo ofrece el segmento social en resistencia de la liberación colectiva mapuche.

vía:http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232599&titular=violenta-represi%F3n-sufre-marcha-por-la-resistencia-ind%EDgena-en-santiago-

Nuestra América: El fin de las sociedades democráticas en AL...Raúl Zibechi....Los de arriba y los del medio se protegen; los de abajo no tenemos lugar en sus escuelas ni en sus hospitales, ni en sus medios ni en sus urnas. Esto no quiere decir que no reclamemos, no exijamos, no negociemos. ..Debemos crear nuestra estrategia, con nuestras reglas de juego en nuestros territorios, porque las bases sociales y materiales de las democracias han sido erosionadas por este modelo de guerra y despojo.




Escena 1: Semanas atrás en un centro cultural de la localidad de Munro, en la zona norte de Buenos Aires, se presentó la Orquesta Típica Fernández Fierro, una de las más potentes bandas de tango de la actualidad argentina. En cierto momento, cerca del final del recital, uno de los 13 músicos tomó el micrófono para decir: Queremos que aparezca Santiago Maldonado.

La mitad del público, de unas 500 personas, se retiró del local con gritos e insultos contra los músicos. Salieron de golpe, como si hubiera un resorte en las butacas, según uno de los miembros de la banda. Entre los improperios llegaron a escuchar algo que los dejó perplejos: Ustedes rompieron todo y nosotros tenemos que pagarlo (goo.gl/A1gu6b). Esa brutal reacción se produjo porque pidieron por la vida de un joven solidario con los mapuche desaparecido por la Gendarmería.

Escena 2: La exposición Queermuseu-Cartografías de la Diferencia en el Arte Brasileño, que llevaba un mes en cartelera en el centro Santander Cultural en Porto Alegre, fue cancelada por el banco que la auspiciaba por el vendaval de reproches que recibió en las redes sociales. Los críticos acusaban a la muestra artística de blasfemia y de apología de la zoofilia y la pedofilia (goo.gl/kDnZiq).

Se trataba de 270 obras de 85 artistas que defienden la diversidad sexual. Las críticas provinieron básicamente del Movimiento Brasil Libre (MBL) que jugó un papel destacado en la caída del gobierno de Dilma Rousseff, convocando manifestaciones con millones de participantes. Como señala la crónica, se trata de un grupo conservador nacido en 2014 que ha venido cobrando fuerza con el giro de la sociedad brasileña a la derecha.

En un comunicado, Santander llamó a reflexionar sobre los retos a los que nos debemos enfrentar en relación con las cuestiones de género, diversidad y violencia, entre otras cosas. Pero la amenaza de boicot por el MBL pudo más que cualquier razonamiento.

Puede imaginarse el nivel de agresividad que soportan los sectores populares, si un banco multinacional y una orquesta célebre son acosados de ese modo. En este punto quisiera reflexionar sobre lo que considero como la erosión de las bases culturales y políticas de las democracias, ante la brutal polarización social que se vive en los principales países de la región.

El primer punto consiste en observar la profunda grieta social existente, que se agrava con el modelo extractivo y la cuarta guerra mundial en curso. Una parte de las sociedades optó por atrincherarse en sus privilegios, de color y de clase, que se resumen en vivir en barrios consolidados donde no les falta el agua y las viviendas son seguras. Este sector abarca a la mitad de la población, la que tiene acceso a la educación y la salud porque puede pagarlas, los que tienen empleos medianamente bien remunerados pero sobre todo estables, los que pueden viajar incluso en aviones, dentro o fuera de sus países. Son las y los ciudadanos que tienen derechos y son respetados como seres humanos.

El segundo punto es que la democracia electoral tiene sentido sólo para ese sector, aunque no sean los únicos que acuden a las urnas. Pueden elegir a los candidatos que los representan, que suelen ser de su mismo color de piel (en general varones blancos), que tienen estudios universitarios, son reconocidos y estimados por los medios de comunicación, que les abren generosamente sus espacios.

No es cierto que no exista democracia en América Latina. Es una democracia a la medida de la parte integrada de la población. Estamos ante dos sociedades que no se reconocen. Los medios argentinos sostienen que quienes preguntan por el paradero de Santiago Maldonado nos han declarado la guerra. O peor, grandes medios que se dicen respetuosos de la democracia, asimilan a los mapuche con el Estado Islámico (goo.gl/t3GQRm).

El tercer punto es la retroalimentación entre poder político y sociedad. Se suele argumentar que esta parte derechista y conservadora de la sociedad toma la ofensiva cuando las derechas son gobierno. En parte, es cierto. Pero también es verdad que el activismo de ese sector es el que ha llevado a las derechas a los gobiernos, sobre todo en Brasil y Argentina.

Pienso que es necesario preguntarse porqué emergió una nueva derecha capilar tan reaccionaria, tan incapaz de dialogar, que ha desgarrado el tejido social, desde Estados Unidos hasta Sudamérica. Trump es la consecuencia, no la causa.

La causa está en el modelo extractivo y la cuarta guerra mundial. Cuando el modelo ha sido administrado por el progresismo, esa derecha emerge incluso con mayor intransigencia, porque detesta a los pobres con los que a menudo debe compartir sus espacios. Podemos decir que estamos ante unas clases medias funcionales a la cuarta guerra mundial, dispuestas a aplastar a los de abajo sin miramientos.

El cuarto punto, finalmente, somos nosotros, los que queremos derrotar al capitalismo pero no sabemos bien cómo hacerlo. Lo primero es tener claro que el sistema se está desintegrando y una de sus consecuencias es la ruptura de la sociedad.

Los de arriba y los del medio se protegen; los de abajo no tenemos lugar en sus escuelas ni en sus hospitales, ni en sus medios ni en sus urnas. Esto no quiere decir que no reclamemos, no exijamos, no negociemos.
Cuando reclamamos podemos hacerlo porque realmente esperamos que nos van a dar lo que nos corresponde, o como pedagogía política, para mostrarle a los nuestros los límites del sistema. Porque sí existe un nosotros y un ellos, como siempre lo tuvieron claro los obreros industriales hasta, digamos, el último tercio del siglo pasado.

Si llegamos a la conclusión que ya no existe una sociedad de derechos, nuestras estrategias deben adaptarse a esta nueva realidad. Debemos crear nuestra estrategia, con nuestras reglas de juego en nuestros territorios, porque las bases sociales y materiales de las democracias han sido erosionadas por este modelo de guerra y despojo.

vía:
 http://www.jornada.unam.mx/2017/10/13/opinion/021a1pol

Chile: El plebiscito No+AFP y la indiferencia de la casta política... Directorio Fundación Nueva Educación y Sociedad Rebelión





Ante los estimulantes resultados del primer plebiscito ciudadano autoconvocado de nuestra historia, la Fundación Nueva Educación y Sociedad FNES, participante junto a otras organizaciones ciudadanas de su gestación e implementación, siente el deber ineludible de contribuir a difundir sus resultados y de evaluar sus posibles efectos al interior de nuestra institucionalmente maltratada, defraudada y convulsionada sociedad. En primer lugar, pensamos, corresponde agradecer al millón de chilenos que a pesar de la invisibilización que aplicaron los medios de comunicación a nuestra convocatoria (con excepción del canal televisivo CNN Noticias), anunciada con casi dos meses de anticipación, buscaron nuestra información y asistieron a los lugares públicos en que se instalaron mesas de votación, atendidas por ciudadanos voluntarios de todas las edades, sin remuneración y movidos simplemente por un deber solidario, alimentado por una causa que ha movilizado a casi tres millones de chilenos en marchas masivas realizadas a lo largo de dos años.
Para recuperar una conducta solidaria que haga posible restablecer en Chile un sistema de Fondo Común de Reparto, sustentado en la solidaridad generacional de nietos hacia sus abuelos, en un recambio constante de roles de activos a pasivos, posibilitando pensiones que permitan cubrir las necesidades básicas de quienes, tras contribuir productivamente por cuatro décadas o más a la riqueza de un país, pasan al sector pasivo en condiciones deplorables que indignan la conciencia moral de cualquier país decente.
El entusiasmo de los votantes y la actitud responsable y paciente de quienes atendieron mesas de votación en plazas, ferias libres, escuelas básicas, consultorios y servicios públicos en general, incluso durante la inclemente lluvia del sábado 30 de septiembre, hizo posible el acopio de votos, a pesar de los errores nuestros debido a la inexperiencia y las inevitables sospechas de boicot que hicieron, en la mayoría de los casos, dificultoso o imposible el voto electrónico de personas enfermas, discapacitadas físicamente y adultos mayores que impedidos también de trasladarse por dificultades económicas, esperaron infructuosamente la llegada a sus correos del link que les permitiera pronunciarse.
De haberse concretado aquello, habría aumentado el número de votantes en cifras cercanas al medio millón de personas del sector precisamente más golpeado por el robo legal impetrado por la dictadura cívico militar y su ministro José Piñera hace más de treinta y cinco años y que, a lo largo de veintisiete años, perpetúan las políticas económicas de gobiernos administradores de la crisis.
Estamos claros; lo que necesita y expresa la mayoría de los chilenos es diametralmente distinto a lo que genera el consenso de nuestra casta política, cómplice de los abusos y también responsable de perpetuarlos para beneficio del sector empresarial que transversalmente corrompe a la mayoría de sus partidos.
A dos días de su realización y escrutadas un 90% de las Actas, entre votos online y votos presenciales, nuestro plebiscito ciudadano da los siguientes resultados:
Votación en línea
Sí +AFP 11.684 votos = 2, 80 % No +AFP 403.142 votos = 96, 57 % Nulos 475 votos = 0, 18 % Blancos 1.906 votos = 0, 46 %
Total de votos emitidos por vía electrónica 417.477 votos
Votación presencial en espacios públicos
Sí + AFP 5.563 votos = 0,97 % No + AFP 558.117 votos = 96,91 % Nulos 4.435 votos = 0,77 % Blancos 7.823 votos = 0,36 %
Total de votos emitidos en lugares públicos 575.998 votos
Resultado final, suma de ambas modalidades
Sí +AFP 17.247 votos = 1,74 % No + AFP 961.319 votos = 96,76 % Nulos 5.180 votos = 0,52 % Blancos 9.729 votos = 0,98 %
Total de participantes: 993.475 ciudadanos debidamente acreditados
La Fundación Nueva Educación y Sociedad FNES quiere enfatizar, responsablemente ante la opinión pública, que el Proyecto de Ley del actual gobierno sólo intenta correcciones relacionadas con la administración por una entidad pública, del 5% adicional a cubrir por el sector empleador con un respaldo de seis años, generando la lógica incertidumbre de su administración luego de expirado dicho plazo, sin alterar en absoluto la abusiva administración que las AFP hacen de las cotizaciones que históricamente han pagado y continuarán pagando los trabajadores.
Como es costumbre en los ambiguos mensajes de las dos administraciones de la Presidente Bachelet, las reformas de fondo que con insistencia instala la ciudadanía (nueva Constitución Política, Desmunicipalización de la Educación Pública, por ejemplo) son tardía y tímidamente iniciadas, para terminar “chuteadas” a fin de ser discutidas e implementadas por el gobierno siguiente, sin ninguna certeza de que aquel tengan sintonía con estas demandas sociales reincidentemente defraudadas.
Queremos resaltar que las dirigencias nacionales de todos los partidos que avalan el modelo, tanto de Chile Vamos (Renovación Nacional RN, Unión Demócrata Independiente UDI, Evópoli) y el descolgado partido Amplitud en el caso de la derecha, como por cierto de la Nueva Mayoría (Democracia Cristiana DC, Partido Socialista PS, Partido por la Democracia PPD, Partido Radical PR Izquierda Democrática ID y el Partido Comunista PC), han guardado un silencio cómplice frente a las últimas movilizaciones y acciones de la Coordinadora Nacional No +AFP, al revés del actuar comprometido de algunos de sus militantes de base y de sus ex militantes que hoy suman la mayoría.
Acorde con lo anterior, resulta imposible soslayar que, a diferencia de las directivas partidarias aludidas, del gobierno como de su eventual oposición, nuestros dirigentes sociales sí cuentan con la legitimidad de un amplio respaldo ciudadano, que hasta ahora supera con creces el millón de ciudadanos.
Es por ello que llamamos a fortalecer la disidencia partidaria frente al inmovilismo de sus corruptas cúpulas dirigenciales, responsables de la prolongación de este delincuencial y depredador sistema previsional que engorda con nuestros aportes ya por 35 años.
Llamamos a desarrollar formas de desobediencia civil comenzando por la desobediencia partidaria de los militantes y los aún simpatizantes, gritándoles en sus caras que
¡Se acabaron las órdenes de partido!
¡Basta de manipulación, una conciencia informada es autónoma!
¡Arriba los que luchan!


vía:http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232502&titular=el-plebiscito-no+afp-y-la-indiferencia-de-la-casta-pol%EDtica-

México-Los Capitalales-La Dictadura: Una contrarreforma laboral secreta....Arturo Alcalde Justiniani





Después de ocho meses de haber entrado en vigor la reforma constitucional en materia laboral, los abogados empresariales que han trabajado en secreto con las autoridades de trabajo y de forma marginal, con algunos miembros de Poder Judicial, insisten en modificar su esencia, mediante las leyes reglamentarias y cambios a la Ley Federal del Trabajo, que presentará el Ejecutivo como iniciativa presidencial a la Cámara de Senadores. Al respecto, hace unos días, en reunión privada, presentaron complacidos un informe de sus avances, que contienen aspectos regresivos, reformas al procedimiento y algunos asuntos o temas pendientes a discusión:

1) Aspectos regresivos: el principal, sin duda, se refiere a los cambios en materia de subcontratación u outsourcing. Este tema no formó parte de la reforma constitucional, sin embargo, aprovechando la barata, el poderoso grupo de empresas subcontratistas y aquéllas que están en falta por violar la ley vigente, han planteado al gobierno liberar este tipo de contratación, con el fin de consolidar sus cuantiosas ganancias, fruto de abaratar, aún más, el costo de la mano de obra y evitar el pago de reparto de utilidades.

La maniobra consiste en suprimir restricciones a la subcontratación con la única condición de que el subcontratista cumpla con la ley. Esta formulación aparentemente positiva, significa otorgar los mínimos de ley los que en México representan: salario mínimo, afiliación al Seguro Social, 6 días de vacaciones y 15 días de aguinaldo. Claro, a costa de destruir el Derecho del Trabajo y de institucionalizar la precariedad laboral.

Para justificar la maniobra, formulan un discurso en contra de aquellos que no cumplen con esos mínimos, fijando severas sanciones en contra de esos infractores para desviar la atención y simular la mejora de la condición de los trabajadores, cuando lo que en verdad significa homologar un modelo laboral que dificulta superar esos mínimos. Esto es particularmente grave en nuestro país, en donde priva una gran indefensión de los asalariados, al existir muy pocos sindicatos reales que los representen.

La liberación del outsourcing sacada de la manga, busca nulificar los criterios aprobados en 2012 en el artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo. En aquel entonces, incluso el PRI, por conducto de su líder Manlio Fabio Beltrones, rechazó la propuesta de Felipe Calderón similar a la que se pretende retomar hoy. Los límites que se incluyeron en dicho artículo, no fueron obviamente del agrado de estas mafias que convierten al trabajo en mercancía. Entre ellos la prohibición de la subcontratación generalizada, su justificación por especialidad y la necesaria congruencia salarial entre los trabajadores subcontratados y los directos, cuando realizan las mismas funciones. Es también una maniobra coincidente con el intento de convertir la subcontratación en una Norma Oficial Mexicana (NOM), vía la Secretaría de Economía.

Una segunda regresión se actualiza con la propuesta de que el organismo autónomo creado por la reforma para el registro de Sindicatos y Contratos Colectivos sea tripartito. En este tema, el gobierno también dobla las manos para satisfacer la exigencia empresarial de controlar un organismo que por su naturaleza debe ser ajeno a cualquier injerencia gremial.

2) En cuanto al procedimiento laboral, se rechaza la idea de tener un código procesal. En esta materia, los empresarios proponen dos procedimientos, uno especial para el caso de despido y otro para el reclamo de prestaciones.

Plantean que el demandante debe presentar su demanda acompañando las pruebas y que la contestación deberá formularse dentro de los 20 días de la notificación. Al actor se le da vista por tres días, para formular en su caso la réplica, situación que como sucede en el procedimiento burocrático, lo deja en desventaja por el plazo tan corto y por verse en la necesidad de andar pescando la contestación, puesto que no es notificado personalmente como sucede con el demandado y especialmente, porque se suprime la obligación del patrón de notificar por escrito las causas del despido, en otras palabras, el trabajador se entera de las causas de su separación hasta que le dan contestación a su demanda. Una buena noticia es que no existirá más la perniciosa práctica del ofrecimiento de trabajo.

En materia de seguridad social se plantean jueces especiales. En el tema colectivo se exige a los sindicatos que al emplazar a huelga deben acreditar la representación de 30 por ciento de los trabajadores. En el caso de firma de Contrato Colectivo sin emplazamiento a huelga, fuente de los contratos de protección patronal, el grupo de abogados de empresa y las autoridades del trabajo, pretenden substituir el voto secreto por un proceso controlable para ellos, lo que daría la puntilla a la reforma, ya de por sí bastante vapuleada, por la ignorancia de las autoridades y la colisión de intereses de la que son parte.

3) Están pendientes temas de carácter toral, entre otros, el proceso de consulta que garantice el voto personal libre y secreto, especialmente antes de la firma de un contrato colectivo; la suerte de los contratos colectivos de protección firmados con anterioridad, las reglas en materia de transparencia, la confirmación de los principios protectores del derecho del trabajo y el proceso de transición, a partir del cual el Poder Judicial se hace cargo de la justicia laboral; en este caso, los jueces no se conforman con que les dejen millares de expedientes que no fueron resueltos en su momento por las Juntas de Conciliación y Arbitraje. Un tema espinoso es el presupuestal.

Sería necesario contar con más información para tener conclusiones finales, lo que es un mal presagio, es que los abogados patronales beneficiarios de los contratos de protección, andan muy contentos, seguramente porque según dicen en su informe, sus inquietudes fueron comprendidas y atendidas cabalmente por las autoridades.




vía:http://www.jornada.unam.mx/2017/10/14/opinion/015a2pol

Indignado-Sociedad: ¿Es el consumismo compulsivo el “nuevo opio del pueblo”?.....Germán Gorraiz López

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa
El actual sistema dominante o establishment utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas.


La manipulación de las masas


Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de los pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1.928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importantes en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar”.
Asimismo, fundamenta el sustento de todos los sistemas de gobierno en la “manipulación de la opinión pública”, al afirmar que “los Gobiernos, ya sean monárquicos, constitucionales, democráticos o comunistas, dependen de la aquiescencia de la opinión pública para llevar a buen puerto sus esfuerzos y, de hecho, el Gobierno sólo es Gobierno en virtud de esa aquiescencia pública”. En otro de sus libros, “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento.
Así,según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía. Este es uno de los principios más firmemente establecidos por la psicología de masas”, por lo que la propaganda del establishment será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustenta.



La manipulación mediática


El estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicacion research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas ( teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1.927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”. A ello, contribuye el encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión y el finiquito del código deontológico periodístico que tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación (fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo) y que habrían convertido al periodista en mera correa de transmisión de los postulados del establishment o sistema dominante.


¿Hacia el Individuo Multidimensional?


El sociólogo y filósofo alemán Herbert Marcuse, en su libro “El hombre Unidimensional (1.964), explica que “la función básica de los medios es desarrollar seudo-necesidades de bienes y servicios fabricados por las corporaciones gigantes, atando a los individuos al carro del consumo y la pasividad política”, sistemas políticos que serán caldo de cultivo del virus patógeno conocido como “autos-kratos” o autocracia. La autocracia sería una forma de gobierno ejercida por una sola persona con un poder absoluto e ilimitado, especie de parásito endógeno de otros sistemas de gobierno (incluida la llamada democracia formal), que partiendo de la crisálida de una propuesta partidista elegida mediante elecciones libres, llegado al poder se metamorfosea en líder Presidencialista con claros tintes totalitarios (inflexible, centralista y autoritario), lo que confirma el aforismo de Lord Acton “El Poder tiende a corromper y el Poder absoluto, corrompe absolutamente”.
Sin embargo, gracias a la interactividad que proporcionan las redes sociales de Internet (el llamado Quinto Poder que enlaza y ayuda a la formación de las identidades modernas), se estaría rompiendo el endémico aislamiento y pasividad del individuo sumiso y acrítico de las sociedades consumistas occidentales (Hombre unidimensional). Así, estaría ya surgiendo un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica, sustentado en valores caídos en desuso pero presentes en nuestro código atávico como la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el sistema dominante, Individuo Multidimensional generador de un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores e instaurador del caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo).


vía:
https://www.attac.es/2017/10/03/es-el-consumismo-compulsivo-el-nuevo-opio-del-pueblo/

México-Las Corporaciones: En Zacatecas, una minera canadiense desmantela comunidad y se apropia de todo...Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL)



La tragedia de los habitantes de la Colorada se remonta dos años atrás, cuando la minera canadiense decidió desalojarlos de sus chozas por la fuerza con el respaldo del gobierno estatal, municipal y el ministerio público de la región, bajo el argumento de que “legalmente no son dueños de los predios y no tienen papeles que acrediten la propiedad”.


Antes que llegara la minería extractiva de la mano del progreso y la modernidad, Miguel vivía su infancia junto a sus padres, hermanos y abuelos en una de esas casas típicas construidas sobre el paisaje árido de la sierra zacatecana. Nunca imaginó que dos décadas después, su casa construida por sus antepasados y todas las del pueblo serán destruidas con maquinaria cuando la empresa canadiense “Pan Américan Silver” decidió instalar sobre el casco del pueblo la planta para extraer y procesar las vetas de oro y plata del subsuelo.

Sentado sobre un sillón, en espera de ser atendido por uno de los visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos, Humanos, Miguel González Fernández, un campesino de 38 años, vestido con pantalón y camisa de mezclilla azul y un sombrero que le rinde honor a su oficio, platica que en su pueblo La Colorada, se dedicaba a sembrar frijol, maíz y criaba vacas y marranos, actividad que combinaba con el cuidado de árboles frutales en el patio de su choza, donde vivía con su mujer Ámbar de 27 años y sus hijas de uno y tres.

La tragedia de los habitantes de la Colorada se remonta dos años atrás, cuando la minera canadiense decidió desalojarlos de sus chozas por la fuerza con el respaldo del gobierno estatal, municipal y el ministerio público de la región, bajo el argumento de que “legalmente no son dueños de los predios y no tienen papeles que acrediten la propiedad”, porque sobre una parte del polígono de la comunidad se había construido la planta.

Con esa nostalgia enfermiza que deja la sensación de haber perdido todo lo que había en su pueblo, y aferrado a recuperar lo que quedó cercado sobre ese espacio que alguna vez fue su comunidad y la de sus antepasados, despotrica contra las autoridades de los tres niveles de gobierno, porque en ninguna instancia han hecho valer sus derechos y por el contrario, han sido complacientes con el despojo de sus pertenencias y el desplazamiento de decenas de familias que ahora viven en casas prestadas que la minera construyó premeditadamente, a medio kilómetro sobre las faldas de la montaña.

Recuerda que hace dos años, guardias encapuchados al servicio de la empresa llegaron casa por casa para avisarles que tendrían que sacar sus pertenencias porque atrás venía la maquinaria derribándolas. La primera vez que sacaron a las familias de sus chozas, muchos sacaron sus cosas porque les dijeron que se irían a vivir en los cuartos que había construido la Minera. Los que se resistían, les llegaban por sorpresa y debían salir porque ya estaba la maquinaria destruyendo las paredes. Así le ocurrió a Alfonso Guerrero Casillas y a sus hijos, que casi fueron aplastados por las piedras porque la máquina les empezó a tumbar paredes, contra su voluntad.

Platica Miguel que al principio ni él ni nadie se quería salir, pero llegaba la máquina y tumbaba la casa, estuviera quien estuviera. La casa que él y su familia habitaban era muy amplia. Tenía un corral grande de una hectárea donde había árboles frutales que les daban uvas, membrillos y aguacates. Ahí criaban gallinas, patos, marranos y borregos.

Era como un paraíso, dice. A mí me dolió mucho abandonarla porque sentía que debía defender mis derechos y lo que es de mis padres y mis hijas. En esa casa nací y ahí vivieron y murieron mis abuelos, por eso me aferré a defenderla, pero me di cuenta que en estas luchas la ley aquí no vale, está de parte de los ricos, igual que la autoridad.

La licenciada Patricia, que trabaja en el Gobierno del Estado intentó convencernos que dejáramos el lugar porque no teníamos papeles que nos dijera que somos dueños y teníamos las de perder. En cambio, si insistíamos en seguir allí nos obligarían a firmar un papel donde los padres nos hacíamos responsables de nuestras vidas y la de nuestros hijos.

A Miguel y su familia que encabezaban la resistencia en la comunidad comenzaron a acosarlos. Primero, el gerente de la mina amenazó con expulsar de las casas de la empresa, a las familias que compraran los panecillos y empanadas que tradicionalmente elabora y vende Ámbar, su esposa.

De las 18 vacas que llegó a tener, solo le quedaron tres. Los guardias de la minera le tumbaron sus corrales y se llevaron las reses, el alambre y hasta los postes para no levantarlos de nuevo. A los días aparecían muertas en el pozo donde arrojaban los residuos de jale. Todo esto se le dijo al Ministerio Público de Sombrerete, pero respondió que no podía hacer nada porque no tenía papeles para comprobar el abigeato. Igual ocurrió con las gallinas y marranos que criaba su madre.

Los estragos del “progreso”

Para el campesino zacatecano, las heridas que más calan en lo que llama una tragedia para los pobladores es que el pueblo y las casi 150 familias que lo integraban, ahora están divididas porque la mayor parte fue contratada por la minera y los que resisten, temen ser expulsados en cualquier momento de las viviendas que ahora ocupan, porque así lo ha advertido el gerente administrativo de la multinacional.

Con frecuencia se presentan connatos de violencia entre los mismos vecinos que habitaban el poblado y la presión contra los que se suman al movimiento de resistencia contra el despojo, han sido víctimas de vejaciones y amenazas contra sus familias por parte de los Guardias “encapuchados” que la minera contrató a través de una compañía de seguridad privada con sede en Chihuahua.

“Mire, desde que nos tumbaron nuestras casas y nos sacaron de ahí, se acabó todo el pueblo. Había dos manantiales donde bebíamos agua desde que se fundó hace más de cien años. Ahí acudían las mujeres a lavar la ropa y los pequeños acarreaban en botes para el uso doméstico. La minera los contaminó y desaparecieron. Ahora debemos acarrear agua en burros a distancias de hasta cinco o más kilómetros”.

Comenta Miguel que esos manantiales eran el punto de reunión de la comunidad: “Había piedras para lavar la ropa. Pero ahora ya no se puede entrar porque todo quedó cercado y vigilado. Y eso da rabia porque muchos dejamos cosas muy nuestras que no pudimos traernos.

“Al principio, cuando teníamos problemas de abasto, la empresa transportaba el agua en pipas pero solo a los que estaban de su lado. Nosotros —unas 20 familias o más— seguíamos con la idea de seguir viviendo en las casas nuestras, pero ellos insistían en que no eran de nuestra propiedad, aun cuando teníamos por muchos años la posesión.

Aparte, remarca con una ira más acentuada, estamos peleando nuestros derechos como mexicanos. Fuimos despojados de nuestras tierras por una empresa extranjera y terminamos sintiéndonos como si fuéramos los forasteros. Ellos vienen —los inversionistas extranjeros—, nos despojan de nuestros bienes, pisotean nuestros derechos, nos amedrentan, nos humillan, hacen lo que quieren con nosotros y el gobierno mexicano no hace nada.

¿Qué pasó con los demás espacios comunes?

- La escuela primaria ahí está todavía pero no funciona porque quedó cercada. Nos hicieron otra de material de lámina galvanizada. La otra era de piedra cantera, techada con lámina galvanizada, era de estructura muy buena. Y había todo lo que debe tener una escuela rural. Un día sacaron a los niños diciendo que ya estaba muy vieja y era un riesgo seguir ahí.

Cuando era niño, recuerda que jugaban en el patio de honores. La escuela llevaba el nombre de Miguel Hidalgo y Costilla; tenía una cancha de básquet, área de juegos; columpios, bebederos, acá solo hay un patiecillo y las aulas, pero hay peligro porque la escuela está pegada a un barranco de cinco a siete metros protegido con una valla. Los niños se suben.

¿Y que pasó con la iglesia?

- Hace una ligera pausa y suspira. Luego comenta con suma indignación: “ahí está. La minera ha querido tumbarla como hizo con las casas, pero no hemos permitido porque sentimos que ese era el lugar donde vamos todos desde que somos niños. La vemos como si fuera la casa de todos porque ahí nos bautizaron y ahí despedimos a nuestros muertos cuando se van. Es el lugar donde orábamos, íbamos al catecismo

celebrábamos nuestra fiesta al Sagrado Corazón de Jesús y ahí le pedimos muchas veces a Dios por nuestras familias.

¿Ya no celebran al Santo Patrón?

- No, ya no celebramos nada de eso porque la Iglesia también quedó cercada por la empresa. Cambiaron chapas y todo para que ya no entráramos. Nos construyeron una capilla muy chica entre sus casas, pero el gerente tiene la llave y cada vez que necesitamos algo las pedimos, pero él decide a quién, como lo hizo con todo bien común que había en la comunidad.

¿Tenían clínica de salud?

Sí, pero esta quedó alambrada pero con acceso a la gente de la colonia.

¿De qué se enferma la gente en el lugar?

- Pues de todo, pero las causas de muertes más comunes son por infecciones porque se supone que agua está contaminada. Y de cáncer.

¿Cáncer?

- Sí, yo tenía una niña la más chiquita, de año y medio, se me murió de cáncer. Tenía cáncer en todo su cuerpo. Yo cuando la tuve en Torreón internada el médico solo me dijo: “Pues mire, desafortunadamente tiene cáncer y es de los más agresivos que hemos visto. No sé dónde vivas, que hagas o a que te dedicas. Le respondí que soy mecánico, tengo ganado y soy agricultor, pero que vivo en una mina. Cuando le dije eso, se sorprendió y me dijo: “No sé pero ahí está la respuesta”.

El médico le preguntó qué tipo de metales extraían y le dijo todo sobre el manejo de reactivos y químicos al aire libre para separar los minerales. El proceso de cianuración y fundición. Le dijo que la muerte de su hija era el costo de vivir ahí.

“A la media hora de estar platicando mi hija murió en mis brazos, no pude decirle nada ni platicar con ella, era muy pequeñita y no hablaba bien. La vimos cuando cerró sus ojos para siempre. Se llamaba Valentina”.

¿Como la que tienes ahora en tu casa?

- No, ahora solo tengo una y se llama Paloma, la otra fue la que falleció.

¿Falleció la otra niña?

- Así es —de repente agacha la cabeza, guarda silencio y se pone a llorar. Al cabo de un minuto, recuerda que su esposa solo le decía que era la voluntad de Dios.

“Yo sigo luchando por recuperar la dignidad, pero no puedo superar la frustración, no se puede”, dice aún con la voz quebrada por la ira y la tristeza. “No se puede”, repite entre sollozos.

“Sé que es la voluntad de Dios pero también la ira me hace pensar que fue la Mina la que provocó la muerte de mi hija. El médico no me dio un papel pero me dijo que era la consecuencia de vivir cerca de una mina. Me recalcó que era un cáncer muy agresivo. A ella se le consumió todo su cuerpo, se quedó muy delgada y le estallaron sus vísceras. Tenía muchas bolitas en todo su cuerpo y cuando murió, su manita quedó pegada del dedo meñique de su mamá. Ahora está sepultada en un panteón improvisado que está cerca de La Colorada.

Miguel Guerrero Casils, otro de los campesinos que alimentan la protesta contra la minera, asegura que mu madre, después de haber abandonado su casa por la fuerza, fue internada en el hospital próximo y a los días de darle de alta por no encontrarle nada, empezó a aislarse, dejó de comer, y se mantenía encerrada todo el día hasta que una mañana amaneció muerta. Al parecer, murió por depresión.

Fuente: Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL)


vía:http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Noticias/Mexico_En_Zacatecas_una_minera_canadiense_desmantela_comunidad_y_se_apropia_de_todo
 

Indignado: Una nueva doctrina del shock..en un mundo en crisis, todavía puede vencer la moralidad....Naomi Klein – el diario.es.../ Vivimos tiempos aterradores. Desde jefes de Estado que tuitean amenazas nucleares, a regiones enteras arrasadas por desastres naturales, pasando por miles de migrantes que se ahogan en las costas de Europa y por partidos abiertamente racistas que avanzan electoralmente: pareciera que hay muchas razones para ser pesimistas sobre nuestro futuro.



Naomi Klein – el diario.es



Vivimos tiempos aterradores. Desde jefes de Estado que tuitean amenazas nucleares, a regiones enteras arrasadas por desastres naturales, pasando por miles de migrantes que se ahogan en las costas de Europa y por partidos abiertamente racistas que avanzan electoralmente: pareciera que hay muchas razones para ser pesimistas sobre nuestro futuro.

Por poner un ejemplo, el Caribe y el sur de Estados Unidos se encuentran en medio de una temporada de huracanes sin precedentes y son golpeados por tormenta tras tormenta. Puerto Rico –arrasado por Irma y luego por María– no tiene electricidad y la situación podría extenderse durante meses. Además, sus sistemas de agua corriente y de comunicación se han visto muy afectados. Sin embargo, igual que sucedió tras el huracán Katrina, el gobierno brilla por su ausencia. Donald Trump está demasiado ocupado intentando que echen a los atletas que se atreven a hacer visible la violencia racial. Todavía no se ha anunciado ningún paquete de ayudas federales a Puerto Rico. Y los buitres ya sobrevuelan la isla: la prensa sugiere que la única forma que tiene Puerto Rico de volver a tener electricidad es vendiendo las empresas de servicio eléctrico.

Éste es el fenómeno que yo llamo Doctrina del Shock: el aprovechamiento de crisis desgarradoras para introducir políticas que destruyen los recursos públicos y enriquecen aún más a una pequeña élite. Hemos visto este círculo repetirse una y otra vez: después de la crisis financiera del 2008 y ahora en el Reino Unido, donde los conservadores planean aprovechar el Brexit para lograr que se aprueben desastrosos acuerdos corporativos sin debate alguno.

Vivimos en una época en la que es imposible separar una crisis de las otras. Todas son parte de un mismo proceso en el que se refuerzan y se profundizan, igual que una bestia de muchas cabezas que se arrastra por el suelo. Podríamos pensar de la misma manera sobre el actual presidente de Estados Unidos. Es difícil definirlo con pocas palabras. ¿Habéis visto esa cosa horrible que está tapando las cloacas de Londres, el llamado “fatberg”? Trump es el equivalente político de eso. Una mezcla de todo lo que es nocivo en la cultura, la economía y la política, todo junto en una masa auto-adhesiva. Y ahora nos damos cuenta de que es muy difícil deshacernos de ella.

Sin embargo, los momentos de crisis no tiene por qué seguir siempre el camino de la Doctrina del Shock: no tienen por qué convertirse en oportunidades para que los más ricos acumulen aún más. También pueden ser momentos en los que encontremos lo mejor de nosotros mismos.

Todos vimos qué pasó después del incendio de la torre Grenfell. Cuando los responsables hicieron mutis por el foro, la comunidad se unió, se cuidó entre sí, organizaron donaciones y protegieron tanto a los supervivientes como a los fallecidos. Y esto continúa, a 100 días del incendio, cuando –escandalosamente– sólo unos pocos supervivientes han sido realojados.

Y esto no sólo sucede a nivel de las bases: tenemos muchos y enorgullecedores antecedentes de crisis que provocaron transformaciones progresistas en toda la sociedad. Pensemos en los triunfos de los trabajadores para lograr viviendas sociales tras la Primera Guerra Mundial, o la instauración de la Sanidad Pública tras la Segunda Guerra Mundial. Esto debería recordarnos que los momentos de profundas crisis no tienen por qué derribarnos: también pueden ser un empujón para avanzar.

Tenemos que imaginar un mundo mejor

Pero estos triunfos transformadores nunca llegan con sólo resistir o decirle “No” a la última atrocidad. Para ganar en un momento de crisis, también necesitamos un audaz y vanguardista “Sí”: un proyecto sobre cómo reconstruir y responder a las causas subyacentes. Y ese proyecto debe ser convincente, creíble y, sobre todo, cautivante. Tenemos que ayudar a que la población, recelosa y agotada, se pueda imaginar en un mundo mejor.

En los últimos meses, el Partido Laborista nos ha demostrado que existe otro camino. Un camino que habla el idioma de la decencia y la justicia, que nombra a los verdaderos responsables de este desastre, aunque sean muy poderosos. Un camino que no le teme a algunas ideas que nos habían dicho que habían desaparecido, como la distribución de la riqueza y la nacionalización de los servicios públicos elementales. Gracias a la valentía del laborismo, ahora sabemos que ésta no es sólo una estrategia moral. Es una estrategia ganadora. Moviliza a las bases y activa a sectores de la población que hacía años que habían dejado de participar en elecciones.

Las últimas elecciones también demostraron otra cosa: que los partidos políticos no tienen que tenerle miedo a la creatividad y a la independencia de los movimientos sociales, y los movimientos sociales tienen mucho por ganar al involucrarse en la política partidaria. Esto es muy importante, porque los partidos políticos tienden a ser bastante controladores, y los movimientos sociales de base cuidan mucho su independencia. Pero la relación entre el laborismo y Momentum demuestra que es posible combinar lo mejor de ambos mundos y generar una fuerza más potente y más veloz que lo que podrían lograr los partidos o movimientos por separado.

Lo que sucedió aquí en Reino Unido es parte de un fenómeno global. Lo vimos durante la histórica campaña de Bernie Sanders en las primarias estadounidenses, alimentada por una Generación Y que sabe que la política de centro no le ofrece ningún futuro. Vimos algo parecido en España, con el todavía joven partido Podemos, que se construyó desde el primer día con el poder de los movimientos de masas. Estas campañas electorales ganaron fuerza rápidamente y estuvieron cerca de llegar al poder, más cerca que cualquier otro programa político realmente transformador en Europa o América del Norte que yo haya visto. Pero no fue suficiente. Así que en este período entre elecciones, tenemos que pensar en cómo asegurarnos totalmente de que, la próxima vez, todos nuestros movimientos lleguen a la meta.

En nuestros países, podemos y debemos hacer más por hacer visible la relación entre la injusticia económica, la injusticia racial y la injusticia de género. Debemos hacer visible la conexión entre la macroeconomía –que trata a las personas como un recurso descartable– y la economía medioambiental en la que la industria de extracción trata a los recursos naturales también como si fueran de usar y tirar.

Debemos mostrar que se puede pasar de esta economía de usar y tirar a una sociedad basada en los principios del cuidado: cuidado del planeta y de nosotros mismos. Una sociedad donde se respete y se valore el trabajo de los cuidadores y de los que protegen a la tierra y el agua. Un mundo donde no se permita que nadie ni ningún sitio sea descartado, ya sea mediante viviendas sociales que son trampas mortales o por huracanes que arrasan islas enteras.

Luchar contra el cambio climático es una oportunidad única para construir una economía más justa y más democrática. Podemos y debemos diseñar un sistema en el que aquellos que contaminan paguen gran parte del costo de dejar los combustibles fósiles. Y, en países ricos como el Reino Unido y Estados Unidos, necesitamos leyes migratorias y financiación internacional que reflejen cuánto le debemos al sur del mundo, dado el papel que tuvimos históricamente en desestabilizar las economías y el medio ambiente de los países más pobres, y dada la enorme riqueza que obtuvimos de estos países a través de la esclavitud de sus ciudadanos.

Cuanto más ambicioso, coherente y holístico sea el Partido Laborista en pintar un cuadro del mundo transformado, más creíble será un gobierno laborista.

En todo el mundo, la izquierda tiene el imperativo moral de ganar. Hay mucho en juego y queda muy poco tiempo como para conformarnos con menos.

Este texto es parte del discurso pronunciado por Naomi Klein en el congreso del Partido Laborista

Traducido por Lucía Balducci


vía:https://www.attac.es/2017/10/12/una-nueva-doctrina-del-shock-en-un-mundo-en-crisis-todavia-puede-vencer-la-moralidad/

Ecuador: ¿De dónde vienen las preguntas de la consulta popular? Jackeline Beltrán



GKillCity


Por duodécima vez en su historia el Ecuador irá a votar en una consulta popular. Son siete preguntas que han sido presentadas por el presidente Lenín Moreno. Estos son sus antecedentes.
La consulta popular acerca a Lenín Moreno al ideal de presidente que intenta proyectar: un hombre que escucha sin irritarse al que piensa diferente; que prefiere acudir al pueblo para tomar decisiones que, legalmente, puede asumirlas por cuenta propia; un hombre que no se parece en nada —o que intenta no parecerse— a su antecesor.
Y en ese empeño, la selección de las preguntas tiene gran importancia. Este es el origen de los temas con los que Lenín Moreno se juega su primera batalla electoral desde que asumió la Presidencia del Ecuador en mayo de 2017. Técnicamente, las cinco primeras preguntas son de un referendo para reformar la Constitución. El mecanismo utilizado por el presidente Moreno es el de reforma constitucional, y le ha solicitado a la Corte Constitucional que califique la constitucionalidad de las preguntas. Las dos restantes son preguntas de consulta popular pues no son directamente cambios en la Constitución, sino cuestiones de interés de la ciudadanía.


Pregunta 1: Corrupción ¿Está usted de acuerdo con que se enmiende la Constitución de la República del Ecuador, para que se sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilitación para participar en la vida política del país, y con la pérdida de sus bienes, según lo dispuesto en el Anexo 1?

 
La corrupción (o su combate) es la madre de esta pregunta. Después de las revelaciones de grandes casos de corrupción, varios sectores de la sociedad civil le han pedido al presidente Moreno que se tomen medidas drásticas contra quienes participaron en estos actos. Con la revelación de la trama Odebrecht, la Justicia estadounidense y la brasileña pusieron en jaque a varios políticos latinoamericanos. En Ecuador, los primeros nombres aparecieron en plena campaña electoral. El saldo hasta ahora deja un vicepresidente en prisión preventiva, un excontralor prófugo y otros 15 funcionarios de alto rango investigados por asociación ilícita para delinquir.

No es que la corrupción haya llegado a Latinoamérica de la mano de Odebrecht, pero la cantidad de dinero que se movió y el número de funcionarios de alto rango salpicados provocó un sacudón en la región.
Otra trama internacional, revelada por Papeles de Panamá, desembocó en el caso PetroEcuador. Las investigaciones giraron en torno a Carlos Pareja Yanuzzelli, exministro de Hidrocarburos y exgerente de la empresa estatal petrolera durante el gobierno de Rafael Correa. La Fiscalía abrió varios procesos más por delitos como peculado, cohecho y asociación ilícita, que involucran a al menos 30 personas, entre exfuncionarios y empresarios.
A pesar de ese contexto, la lucha contra la corrupción no fue una de las ofertas recurrentes en la última campaña electoral. Sin embargo, ya en el poder, el presidente Lenín Moreno anunció “una cirugía mayor”, mientras la nueva Asamblea empezó a pensar en la muerte civil, es decir, que las personas condenadas por corrupción pierdan sus derechos civiles, el principal objetivo es que queden inhabilitados de volver a ejercer un cargo en la administración pública.


Por separado, Alianza País, Pachakutik y la Izquierda Democrática plantearon reformas para que las personas condenadas por corrupción queden inhabilitadas para participar en política. Ese también fue uno de los cuatro pedidos que la Comisión Nacional Anticorrupción envió al Presidente, además del cese de funciones de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, que las enmiendas aprobadas por la anterior Asamblea Nacional queden sin efecto y la conformación de una comisión ciudadana para preparar el régimen de transición para el funcionamiento de las instituciones cuyos miembros cesan en funciones en esta consulta popular.


Pregunta 2: Reelección indefinida ¿Para garantizar el principio de alternabilidad, está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015, según lo establecido en el Anexo 2?

 
Tal vez la pregunta más polémica de todas. Rafael Correa estuvo diez años en el poder, pero a Alianza País no le alcanzó el tiempo para formar a su sucesor. Por eso, cuando se hablaba del fin de su presidencia y de su sucesión, la respuesta que parecía más segura era que Rafael Correa debía ser sucedido por Rafael Correa. Sin embargo, la Constitución de 2008 se lo impedía. En junio de 2014, cuando llevaba un año de su tercer mandato, el oficialismo presentó una propuesta para instaurar la reelección indefinida, que fue parte de un paquete de 17 proyectos para enmendar la Constitución, aprobada seis años antes y que permitía la reelección por una sola vez para un mismo cargo.
En ese entonces la discusión giraba en torno a si los cambios planteados por Alianza País en realidad eran enmiendas o reformas, y el trámite que debía seguirse. El primer camino se aplica cuando los cambios son superficiales y no afectan ni a los derechos de las personas ni a la esencia del Estado. El segundo se aplica cuando el cambio altera la estructura y los elementos que constituyen el Estado. Y ese fue el argumento de quienes pedían que esta decisión se tome vía consulta popular.


El riesgo de llamar a un referéndum era alto. La popularidad de Correa había empezado a tambalear y el 2015 no fue su mejor año —alcanzó un 58% de aceptación—. Según una encuesta de CEDATOS, un 80% de los ecuatorianos quería que la reelección indefinida se resuelva por referéndum.
El rechazo a esta intención, liderado por la oposición, se sintió en las calles. Fueron varias semanas de protestas, hasta que el 3 de diciembre del 2015, la Asamblea Nacional aprobó las enmiendas. Pero la presión social provocó que se incluyera una disposición transitoria para que la reelección indefinida entre en vigencia el 24 de mayo de este año y así Correa quedó fuera de las últimas elecciones presidenciales.

Ahora, ocupando el espacio de la oposición al Gobierno, el exmandatario ha insinuado en más de una ocasión que, si lo considera necesario, volverá a postularse. La respuesta de Moreno es esta consulta popular, acogiendo además, el pedido de los grupos políticos de la oposición.
En Alianza País la postura no es unánime. De hecho, la vicepresidenta encargada, quien en el 2016 ejercía como asambleísta y votó por la reelección indefinida, hoy tiene a su cargo el desarrollo de la consulta. Los legisladores que se mantienen en el bando Correísta, como Marcela Aguiñaga, defienden que eliminar la reelección indefinida es “una regresión de derechos políticos”, porque limita a los ecuatorianos la posibilidad de elegir y ser elegidos.
Pregunta 3: Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para reestructurar al Consejo de Participación Ciudadana v Control Social, así como dar por terminado el período constitucional de sus actuales miembros, y que el Consejo que asuma transitoriamente sus funciones tenga la potestad de evaluar el desempeño de las autoridades cuya designación le corresponde pudiendo, de ser el caso, anticipar la terminación de sus periodos de acuerdo al Anexo 3?

 
El CPCCS es una creación de la Constitución del 2008, que es una creación de Rafael Correa y su partido, Alianza País. Correa llegó al poder con la oferta de una Asamblea Constituyente que produjera una Constitución para refundar el Ecuador. Una de las innovaciones que introdujo fue la de creación de una función estatal de Transparencia. Su órgano principal es el CPCCS que debía con la función principal de promover la participación, el control social de lo público y la rendición de cuentas. En pocas palabras, garantizar la transparencia en el país.


El Consejo de Participación Ciudadana empezó a funcionar en el 2008. Está integrado por siete consejeros principales y sus suplentes, que son son elegidos mediante un concurso de méritos y oposición. Pero eso no ha garantizado que esté libre de influencias partidistas. Cuando los actuales consejeros se posesionaron fueron cuestionados por su cercanía con el Gobierno de Correa.
La presidenta, Raquel González, fue candidata a concejal de Guayaquil con Alianza País en el 2014, pero no fue elegida. También perteneció a la directiva provincial del movimiento y antes se desempeñó como coordinadora zonal del MIES. Uno de los vocales, Edwin Jarrín, además de ser esposo de la asambleísta oficialista Soledad Buendía, ha ocupado varios cargos en el Gobierno; en el 2013, por ejemplo, fue secretario general del Despacho Presidencial.
La pregunta planteada para la consulta pretende cambiar ese sistema por la votación popular. Para Sebastián López, catedrático en Derecho Constitucional de la Universidad del Azuay, es “paradójico que tengamos una función que no sea elegida democráticamente”. A este organismo se lo ha criticado que, lejos de promover la participación ciudadana, ha servido para permitir la cooptación de los poderes por parte del Correísmo. “Este Consejo adolece de legitimidad de ejercicio —explica López—, es decir no ha cumplido a cabalidad las funciones constitucionales que se le asignan”.


Esa es la crítica más generalizada que ha recibido el CPCCS. Entre sus atribuciones está elegir a la primera autoridad de la Procuraduría y de las Superintendencias, de entre las ternas enviadas por el Presidente; seleccionar a los titulares de la Defensoría del Pueblo, Defensoría Pública, Fiscalía, Contraloría, a los miembros del Consejo Nacional Electoral, Tribunal Contencioso y Consejo de la Judicatura.
Los dardos apuntan a este organismo además porque las autoridades designadas por sus miembros fueron involucradas en casos de corrupción. En marzo de 2017, el Consejo reeligió a Carlos Pólit como contralor general del Estado —cargo en el que estaba desde el 2007—, tres meses después entró en la lista de investigados por la trama Odebrecht. Este Consejo también designó al exfiscal Galo Chiriboga, cuyo nombre apareció en la nómina de funcionarios con empresas offshore en Panamá.


Pregunta 4: Protección a la niñez ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que nunca prescriban los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes, según el Anexo 4?

 
Esta fue una de las tres preguntas que Moreno acogió de su partido, Alianza País. El antecedente más reciente de esta propuesta está en lo ocurrido en la Academia Aeronáutica Mayor Pedro Travesori (Aampetra), en el sur de Quito, en donde 41 menores fueron víctimas de agresiones sexuales por parte de un profesor. El caso sucedió en el período lectivo 2010-2011, pero la sentencia fue dictada seis años después.


A partir de este hecho, la Asamblea formó la Comisión Ocasional Aampetra para investigar casos de abuso sexual a menores en instituciones educativas. Adempas, en junio de este año, la organización Ecuador dice no más y el Fondeo de las Naciones Unidas para la infancia, UNICEF, lanzaron la campaña “Ahora que lo ves, di no más”, que busca alertar sobre la violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes. Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos dicen que una de cada diez mujeres en Ecuador ha sido víctima de abuso sexual antes de cumplir los 18 años. El Informe Sombra, elaborado por la Coalición de Mujeres del Ecuador, recoge los datos de la Fiscalía: de cada diez víctimas de violencia, seis corresponden a niñas, niños y adolescentes. Las mujeres suman el 80% de los casos. Además, la Fiscalía reportó que recibe tres denuncias de violación a niñas menores de 14 años al día.


Pregunta 5: Minería ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que se prohíba sin excepción la minería metálica en todas sus etapas, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos, de conformidad con lo establecido en el Anexo 5?

 
Desde el 2008, Ecuador empezó a sentar las bases para explotar a gran escala sus recursos minerales. De hecho, acaba de ganar el premio como Mejor país en desarrollo minero en los Annual Outstanding Achievement Awards, en Canadá. Un reconocimiento por ser el país más atractivo para inversionistas de ese sector. El Ministerio de Minería ha entregado 237 concesiones mineras, mientras que otras 400 están en proceso de aprobación. Actualmente hay cinco proyectos estratégicos: Mirador, Fruta del Norte (Zamora Chinchipe) y Río Blanco (Azuay) que ya están en etapa de explotación, mientras que Loma Larga (Azuay) y San Carlos Panantza (Morona Santiago) están en exploración avanzada.


Los cinco proyectos están ubicados en el sur del país, y muchos de sus habitantes se resisten a la minería. En noviembre de 2016, indígenas shuar de la comunidad Nankints, en Morona Santiago, se tomaron el campamento minero de San Carlos Panantza. La zona terminó militarizada y el enfrentamiento entre comuneros y personal de seguridad dejó un policía muerto. El Gobierno decretó el estado de emergencia, que duró dos meses.
En comunidades como Íntag, en el norte de Imbabura hay división. Esta población, opuesta a la minería por más de 20 años, hoy está polarizada entre los beneficios que promocionan la empresa minera chilena Codelco y el Gobierno y los riesgos que genera esta actividad. En abril del 2014, un enfrentamiento entre lugareños y funcionarios de la Empresa Nacional Minera dejó una persona detenida, el dirigente Javier Ramírez, quien fue acusado por la Fiscalía de sabotaje y terrorismo.

La principal preocupación de quienes se oponen a las actividades mineras es su efecto ambiental. En Íntag, un estudio de impacto ambiental elaborado por la empresa minera japonesa Bishi Metals, advierte que esta actividad productiva puede contaminar los ríos, desertificar el territorio y desplazar a comunidades.
El otro centro de resistencia está en Azuay. El Concejo Cantonal de Cuenca y el Cabildo por el Agua plantearon una reforma al artículo 407 de la Constitución. Desde esta provincia llegó la pregunta para la consulta. El pedido pretendía restringir las actividades de minería metálica en fuentes de agua, zonas de páramo, bosques nublados alto Andino y humedales, así como suspender las autorizaciones a las concesiones actuales en todas sus fases. La idea no fue acogida en su totalidad.

La Constitución ya prohíbe la actividad extractiva en áreas protegidas y en zonas intangibles. Excepcionalmente dichos recursos se podrán explotar a petición fundamentada de la Presidencia de la República y previa declaratoria de interés nacional por parte de la Asamblea Nacional. La pregunta solo extiende la prohibición a los centros poblados.

“Las dos preguntas ambientales buscan llegar a algunos sectores sociales que se sintieron alejados de la Revolución Ciudadana”, dice Andrés Martínez Moscoso, experto en Estudios Políticos y Constitucionales. “Alianza País nació con grupos con interés en temas ambientales, pero en el transcurso de los últimos diez años se quedaron fuera y esta es una buena forma de traerlos de vuelta ”, dice Martínez. El expresidente Rafael Correa llamó ‘infantiles’ a los ambientalistas que se oponían a los proyectos petroleros y mineros. La pregunta del presidente Moreno es un acercamiento a estos grupos, pero muchos ven con cierto recelo la forma en que la pregunta se ha formulado.

Pregunta 6: Ley de Plusvalía ¿Está usted de acuerdo con que se derogue la Ley Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de las Tierras y Fijación de Tributos, conocida como “Ley de Plusvalía”, según el Anexo I?
 
Esta es la primera pregunta de la consulta propiamente dicha. La Ley para evitar la especulación de la Tierra, conocida como Ley de la Plusvalía, le costó al anterior Gobierno una ola de protestas callejeras. Cuando el proyecto fue presentado, en junio del 2015, junto a la Ley sobre Herencias, opositores y oficialistas midieron fuerzas en las principales ciudades del país. Las banderas negras y el grito de “Fuera Correa. Fuera” se repitió en las principales ciudades del país, mientras Correa estaba en Bélgica, en la segunda cumbre entre CELAC y la Unión Europea. Para su regreso, los manifestantes organizaron una caravana de vehículos con banderas negras para recibirlo en Tababela.
Para el exmandatario, las movilizaciones eran un intento de golpe de Estado blando. De todas formas, la resistencia al proyecto y la cercanía de la visita del Papa Francisco obligaron al Gobierno a dejar el trámite en espera por poco más de un año. En diciembre de 2016, la Asamblea aprobó la ley en medio de reclamos.

Desde su anuncio, fue criticada con fuerza por el diferentes sectores económicos. El presidente de la Federación Nacional de Cámaras de la Construcción, Enrique Pita, sostenía que el proyecto era “inoportuno e inconveniente” porque generaba incertidumbre en el sector, que según las proyecciones del Banco Central iba a decrecer en un 10%.
El pasado 24 de julio, el presidente Moreno pidió su revisión argumentando un impacto negativo en esta actividad. “Recordemos que la construcción es un sector de la economía que dinamiza todos los demás. Hemos sufrido un deterioro de —7% en el crecimiento”, le dijo a la BBC en una entrevista.
Esta ley creó un nuevo impuesto, el del valor especulativo del suelo, que es del 75%. El tributo se aplica a la ganancia extra que genera la segunda venta de un inmueble o terreno. El analista económico Juan Pablo Jaramillo defiende que este impuesto “busca castigar las ganancias extraordinarias producto del esfuerzo de terceros y la especulación en la venta de bienes inmuebles, no así la ganancia ordinaria producto del esfuerzo propio”.

El tema fue uno de los ejes centrales de las mesas de diálogo del Consejo Consultivo Productivo y Tributario, una instancia creada por el Gobierno de Moreno para emitir recomendaciones, propuestas de políticas y normativas para la productividad y competitividad. El colectivo Proponle al futuro, formado por empresarios de diferentes sectores —que apoyó la candidatura de Moreno— propuso una consulta popular para reformar la ley, pero otros grupos del sector de la construcción pidieron su derogatoria, pedido que finalmente fue acogida para la consulta.

Pregunta 7: Yasuní ¿Está usted de acuerdo en incrementar la zona intangible en al menos 50.000 hectáreas y reducir el área de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en el Parque Nacional Yasuní de 1.030 hectáreas a 300 hectáreas?
 
Ecuador tenía una apuesta ambiciosa para no tocar la Reserva Natural del Yasuní, uno de los sitios de mayor biodiversidad del planeta: dejar el petróleo bajo tierra si los países industrializados le pagaban por hacerlo. El plan no funcionó. La iniciativa Yasuní ITT recaudó en seis años poco más de 13 millones de dólares en efectivo y 116 millones que se quedaron en compromisos de apoyo de países, aunque no estaban vinculados directamente con la iniciativa. La meta era alcanzar 3.600 millones en 13 años.

Con ese argumento, el 15 de agosto de 2013, Rafael Correa pidió la declaratoria de interés nacional para el aprovechamiento del uno por ciento de la reserva, en el campo ITT (Ishpingo—Tiputini— Tambococha). “El mundo nos ha fallado”, dijo en su anuncio. Correa prometió que se explotaría con tecnología de punta para afectar apenas el 1 por mil del parque nacional, pero ambientalistas criticaron la oferta de Correa, quienes consideran que se pone en riesgo la biodiversidad de la zona y la supervivencia de los pueblos no contactados. La reserva del Yasuní —de más de un millón de hectáreas— es territorio de los pueblos Tagaeri y Taromenane, que viven en aislamiento voluntario.

La explotación del ITT requería la aprobación de la Asamblea Nacional, que debía analizar, entre otras cosas, si esta decisión podría afectar a los pueblos en aislamiento voluntario. Con unos mapas de respaldo, el Ministerio de Justicia indicó en un informe que estos indígenas estaban fuera de la zona. Esa fue la prueba para que los legisladores den paso a la explotación. Pero cuando se lanzó la ronda petrolera Suroriente se vio que hay bloques que limitan con el parque Yasuní: 79, 83, 84 y 87, territorios en los que, según el mapa usado por el Ministerio de Justicia, se encuentran tres grupos indígenas.
La iniciativa Yasuní, con un propósito loable, fue criticada por la forma en que se llevó a cabo. Los economistas Santiago Bucarám y Ana María Trujillo cuestionaron en este artículo la falta de atractivo, viabilidad y sostenibilidad. Roque Sevilla, quien lideró la comisión técnica del proyecto Yasuní—ITT hasta enero de 2010, le dijo a BBC Mundo que “tener siempre bajo la manga el plan B (de explotación petrolera en la zona del ITT) es algo que desanimaba a los aportantes”.

En cambio, el ahora ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo, defendió que la Iniciativa fue concebida como un mecanismo para reducir el cambio climático. “Dejar el petróleo bajo el suelo significaba que al menos 407 millones de toneladas de dióxido de carbono no serían liberadas a la atmósfera. Con este argumento, la Iniciativa propuso que la comunidad internacional —en especial los países desarrollados— reconozca su corresponsabilidad en la afectación de un bien común, la atmósfera”.
En ese entonces, líderes indígenas y activistas plantearon que se convoque a una consulta popular para definir el futuro de esta reserva. El colectivo Yasunidos recogió más de 700 mil firmas para que se convocara a la consulta, pero en el 2014, el Consejo Nacional Electoral no dio paso a su pedido. El argumento de este organismo fue que no se reunieron las firmas necesarias. Según el CNE, el colectivo sólo alcanzó 359.761 firmas, después de que gran cantidad de las firmas presentadas fueran invalidadas porque no correspondían con los formularios presentados, la lista habría incluído a menores de edad, había cédulas incompletas y repetidas. Según la Constitución, para que un tema sea sometido a consulta requiere el respaldo del 5% del padrón electoral, esto es 584.116 rúbricas.

La misma pregunta que se planteó en ese entonces fue entregada en septiembre pasado al presidente Moreno: ¿Está usted de acuerdo en mantener el crudo del Yasuní ITT indefinidamente en el subsuelo?, pero la pregunta enviada a la Corte Constitucional no acogió esa propuesta.
La extracción de crudo en el ITT arrancó en septiembre de 2016, con la producción de 12 pozos del campo Tiputini, el único que se encuentra fuera de la reserva ecológica. El plan de desarrollo de este campo petrolero contempla la perforación de 600 pozos del 2016 al 2025, en una zona de explotación de 200 hectáreas. El Gobierno calculó que las reservas del ITT arrojaría un valor neto de 18.292 millones de dólares.
Estas preguntas fueron enviadas a la Corte Constitucional el 2 de octubre de 2017. La sala de admisiones de la Corte, integrada por las juezas Wendy Molina y Ruth Ceni, las admitieron a trámite. Como hay 5 preguntas de referendo constitucional y dos de consulta popular, se iniciaron dos trámites por separado. En cada uno de ellos, tras un sorteo, se designará un juez ponente que emita un informe calificando las preguntas o recomendando que sean desechadas. Si el pleno de la Corte aprueba por mayoría ambos informes, las preguntas al Ejecutivo para que emita un decreto y el proceso pasa al CNE, que tiene un plazo de 15 días para convocar el proceso. La consulta se debe desarrollar en máximo 60 días, por lo que podría realizarse en diciembre de 2017 o enero del año siguiente. Esta sería la tercera consulta popular en Ecuador desde el 2008 y la número dice en toda la historia del país.
Fuente: http://gk.city/2017/10/10/preguntas-consulta-popular-ecuador-2017/


vía:
 http://rebelion.org/noticia.php?id=232713

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2