martes, 1 de agosto de 2017

España: ¿Cómo destruir el sistema clientelar Partido-Empresa con herramientas obreras?....tarcoteca.blogspot.






El clientelismo es un pacto extraoficial de intercambio de favores, en el que cargos políticos conceden trabajos, contratos o prestaciones a empresarios y empleados a cambio de apoyo electoral [1]. Es el punto focal de la política y la base del dominio blando [2], la alienación social. Cualquier organización o persona que aspire a ser libre deberá deshacerse de las cadenas invisibles que lo atenazan, cadenas hechas de pactos y prebendas ideadas para organizar el abuso. Este pacto se rompe si una de las dos partes incumple el pacto: basta con romper uno. Esta es nuestra misión: romper el clientelismo.

El Cargo sigue al poder, el poder sigue al dinero [3]. ¿Qué es más fácil, alcanzar el poder político por medio de la economía o el económico por medio de la política? Seguro que ya os habéis respondido. Desde el S.XIX se sabe que secar las fuentes económicas de los partidos es la forma más ventajosa de quitarles el poder político y social, así como que para montar uno es necesario financiarlo. Lo económico siempre ha sido el centro de la acción política. El estado moderno se configura a partir de que el tercer estado/burgués por medio del poder económico arrebata el poder político a la Nobleza/ejército y Clero/medios de comunicación haciéndose con todo el pastel.

No tiene misterio, pero tampoco es fácil. La teoría sigue incólume: las tácticas son todas aquellas de interrupción, paralización y destrucción. Para ello hay que construir estructuras paralelas capaces de producir estos efectos y redirigir el flujo económico; en lo político en lo económico y en lo social. No se entienden unas sin otras. Hoy nos detendremos en la batalla económica y dos de las herramientas más potentes de los obreros.

La acaparación no se puede dar sin un sistema de gestión política y el abuso más flagrante basado en leyes y prácticas. La denuncia insistente sirve para entorpecer todos los procesos, pero no elimina el poder sobre la empresas. Como los abusos y negligencias se siguen sin control se pueden detener a miembros, pero siempre alguien ocupará su lugar.


ARRANCAREMOS EL CAPITAL QUE NOS ROBARON LAS EMPRESAS!
Hay tres campos de batalla económica



1 - Corporaciones/ IBEX 35: Entes supranacionales que ostentan los oligopolios de bienes o servicios de un país, por medio de la acaparación del mercado y facilidades de acceso a la política, lo cuál les permite gobernar. Como contrapartida de sus tropelías se producen abusos en el precio -banca, energía, telecomunicaciones, salud ...-. A demás produce pobreza extrema ligada al deterioro necesario de las condiciones laborales.

2 - Empresa pública: Al estar coaptada por los cargos políticos, su gestión, cargos operativos y beneficios irán siempre a miembros del PP o PSOE, y con ellos su contratos. En pocas palabras, nos moveremos en círculos entre empresas públicas y privadas comandadas por los mismos cargos que revertirán en las mismas arcas. Solo una apreciación, la empresa pública es más justa y está más controlada, por lo general, que la empresa privada, por lo que es más deseable, pero es una de las fuentes más importantes de creación de redes clientelares. Seguirán alimentando a la bestia por siglos.

3 - Empresa privada: El modelo de Gestión Privada sin la participación de los trabajadores en la gestión es lo que ha llevado al abuso generalizado; es el instrumento del capital, y por tanto de la opresión. Es el verdadero enemigo a batir (si, un modelo). De nada servirá reproducir el modelo de empresa privada, organizar redes mafiosas al servicio del lucro que acabarán trabajando para el PP-PSOE-IBEX35. Esto ya tiene un nombre: la patronal. Descartado [4]. Es un modelo de ejercicios Tradicional de la injusticia basado en la subvención y crédito, no en la competencia real.

Un gran problema es que los capitales necesarios para movilizar una Mediana o Gran Empresa son tan sumamente astronómicos que es imposible acceder a créditos. Solo hay dinero para invertir en finanzas o ladrillo.

Y esto nos lleva al siguiente punto:

EL MODELO DE EMPRESA PRIVADA ESTÁ OBSOLETO! PERO EL MODELO COOPERATIVO NO FUNCIONA!

Quien a estas alturas siga pensando que la acción de una es posible sin la otra comete un error muy grave.
Hay dos estructuras básicas que pueden deshacer las redes clientelares: sindicatos y cooperativas
Las acción de las Cooperativas

Cuando Proudhom ideaba sobre el mutualismo pensaba en cooperativas de trabajadores. Cuando Bakunin idealizaba sobre las comunas veía cooperativas. Malatesta, Durruti, Ascaso, Gomez Casas, Abad de Santillán, Boockchin... organizar la revolución es organizar las sociedades de productores y las cooperativas. Hasta Marx se fijó en las comunas rusas para confeccionar sus teorías. Ahora bien, estamos en el S.XXI. Sin un objetivo político y social las cooperativas no serán más que estructuras de resistencia. Lo hemos visto; por eso las cooperativas no han funcionado políticamente.

Dar el tiro de gracia al sistema neoliberal requiere que estas redes cumplan con dos Condiciones:

- seguir absorbiendo y organizando trabajadores.

- seguir absorbiendo e incorporando empresas.

Y esto no lo conseguirán sin organizarse con los sindicatos.

¿Por qué las cooperativas tienen que estar federadas? Porque si no el resto de cooperativas actuarán como si fuesen competencia y se perderá efectividad la acción. Y la acción conjunta es mayor que la de cada una por separad.
La acción Sindical es fundamental

La equidad perjudica tanto al capital que se puede asegurar que no existe capital sin abuso. El origen del capitalismo no es una relación entre iguales, sino la explotación. Lo mismo sucede con la política. La acción sindical es la acción política dentro de la empresa y esto no les entra en la cabeza a las cooperativas.

Si la acción sindical no repercute en cambios de comportamiento de la empresa las conquistas laborales solo serán victorias parciales [5].

- La condición para un sindicato sea efectivo es que debe ser capaz de forzar cambios en el comportamiento de la empresa, como forzar la remunicipalización de servicios, su expropiación o en caso de servicios públicos su democratización por medio de la reorganización de servicios, etc... Cambios en su adquisición, producción o ventas.
Cultura

Aunque cooperativas y sindicatos parecen elementos suficientes creemos que falta un tercer elemento, la organización cultural, relacionada con la propaganda y con las costumbres. En esta línea nosotros propusimos en su tiempo: "La Estrategia Revolucionaria de "los Tres Frentes" y su organización".
¿Cómo destruir el sistema clientelar Partido-Empresa?

Para destruir el tejido empresarial que sostiene el tejido político es necesario intervenir en su proceso económico y no solo de producción como dicen los manuales obreros: Adquisición y suministros, Producción, Venta y postventa. Esto implica incidir en el mercado, algo vetado al vulgo.

- La acción política debe incidir en el desvío de la adquisición y venta a las redes cooperativas. Esto se hace por medio del desvío de contratos, tanto públicos como privados a las redes cooperativas.

- La opción cooperativista puede influir tanto en la adquisición como en la venta de productos esto es, en el mercado, si es capaz de absorber sus cuotas, pero no puede intervenir en la producción misma; por eso necesita al sindicato.

- Los sindicatos son capaces de influir en la producción, pero no en la adquisición ni en la venta de mercancías; por eso necesita a la coopertiva.

- La presión popular, social y política es capaz de remunizipalizar empresas e internalizar servicios. También es capaz de deshacer y desviar contratos públicos; por eso es necesario un frente cultural y social.

- Los sindicatos pueden crear espacios en el mercado por medio de la disrupción en las empresas e instituciones que pueden ser ocupados por las cooperativas si están preparadas. Es decir, la acción coordinada de Sindicato y Cooperativa tiene que conseguir absorber su nicho. Esto significaría frenar o incluso paralizar la empresa. En otras palabras, los sindicatos inciden en la competencia de las cooperativas federadas.

En pocas palabras, a la cooperativa le conviene tanto fortalecer a los sindicatos tanto como a los sindicatos les conviene fortalecer a las cooperativas. Pero mientras no actúen coordinados será como si no existen.
En el campo de batalla
Contra el IBEX35 y las corporaciones:

- El oligopolio del abuso puede ser amortiguado con servicios más competentes, empleos de calidad y mercados alternativos, recordando que el objetivo de la cooperativa no es el lucro, sino la equidad y el trabajo socializado. Ej: cooperativas eléctricas como SomEnergía, CIC, Mondragon Corporation

- Se puede reorientar parte de la producción de algunas Empresas Auxiliares hacia mercados locales más amplios: intercambios con redes cooperativas.
Contra la Empresa Pública

- A efectos prácticos quedan neutralizadas las remunicipalizaciones si la gestión sigue en mano de las autoridades políticas que se sirven de ellas para mantener sus redes clientelares!

- Pero sin duda el campo de batalla es la desconexión entre empresa privada y administración por medio de la cancelación de contratos. Poniendo énfasis en los infames conciertos.
Contra el modelo de Gestión Privada

- La única posibilidad de batir el modelo de Gestión Privada es crear empresas colectivas y que se organicen en red. ¿Por qué? Porque nunca se podrá superar los beneficios del mercado derivados de la producción por explotación, las cuentas no salen. Organizar el mercado alternativo y cooperativo. Es posible la organización de intercambios red de modo que la acción sinérgica ejerza el efecto de una gran empresa.
Conclusiones

Reconocemos que hemos hecho trampa, son 2 estructura obreras necesarias para romper el sistema clientelar, pero se necesita por lo menos otra no obrera para la tarea: un sindicato, una red cooperativa y un mercado/sistema de intercambio justo [6]. Sin un sistema de intercambio olvidaros [7].

¿Cuánto puede resistir un sistema clientelar basado en la dependencia económica y el soborno en resquebrajarse hasta crear áreas de libertad aprovechables? Demasiado si no hacemos nada.

Hemos visto muchos sistemas caer, siendo sustituidos por organizaciones capitalistas cuya base económica es la explotación. El sistema bipartidista iniciado en 1979 cayó en menos de 10 años, con la crisis de 2007 [8] como vimos. Es solo el principio de una espiral. Pero también como vemos se ha recuperado sin a penas bajas electorales, el IBEX35 se ha fortalecido y manteniene sus fuentes de poder político e influencia.

Quien a estas alturas siga pensando que la acción del sindicato es posible sin la cooperativa comete un error muy grave. Al principio de la crisis de 2007 creímos que era nuestro momento y que los trabajadores engrosarían las filas de los sindicatos. No lo hicieron. El dulce momento que pudo aprovecharse para reorganizarse dio como resultado un triste partido político, Podemos. Los movimientos sociales siguen rotos por que no se han sabido adaptar a los envites económicos del capital [9].

Pero eso no quiere decir que no haya fisuras: Los sindicatos en españa todos juntos suman alrededor de 1 millón de trabajadores, de los cuales 100.000 forman parte de los distintos bloque críticos. Y 22.000 cooperativas emplean a 300.000 personas, de las cuales 100.000 solo en 2016. Hay cantera, necesidad y capacidad.

Salud! PHkl/tctca

_________

Para Saber más

Once claves para destruir un partido político | Plaza Pública

¿Por qué más democracia significa más corrupción? | Nexos

Los sindicatos frente al mundo del siglo XXI: la robotización del empleo y el modelo Uber/Airbnb

Luchamos sin Retaguardia en un Mundo sin Medios. Por un Anarcosindicalismo Cooperativista

Fuente - http://tarcoteca.blogspot.co.uk/2017/07/como-se-destruir-el-sistema-clientelar.html
Read more ...

vía:

Portal Libertario OACA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Malas noticias en los periòdicos, asesinatos, enfermedad, pobreza, dolor, injusticias, discriminaciòn, guerras, lo grave es que nos parece normal.

Ecologia2